Empresa agropecuaria de Rircardone a Tribunales con un pasivo millonario

Desde hace casi una década se dedican a acopiar y acondicionar granos. Tras la sequía de la última campaña afrontan pasivos por $9 M y otra cifra similar en cheques rechazados.


La agrícola Triple Efe SA, una empresa dedicada desde hace ocho años al acopio y acondicionamiento de granos, tramita una convocatoria de acreedores en los tribunales de la Capital Federal, donde tiene asentada su sede legal. El pasivo denunciado supera los $9 M sólo hasta diciembre de 2010, y un tendal de acreedores reclaman en conjunto una deuda de similar cuantía por cheques voladores.

La causa se tramita en el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial Número 9, Secretaría 18. “El pasivo denunciado por la compañía es de $9.171.390,37, pero sólo hasta el 31 de diciembre de 2010”, mencionó a punto biz una fuente del juzgado capitalino interviniente.

Pese a que la firma entró en convocatoria en julio de este año, el monto de deuda declarado excluye el balance de 2011 y la primera mitad del 2012. Sólo desde octubre del año pasado, hasta el mismo mes de 2012, Triple Efe acumuló 259 cheques rechazados sin fondos por un total de $8.200.892, según estadísticas del Banco Central, situación que grafica los inconvenientes financieros de la empresa.

Abierto el 28 de agosto pasado, el plazo para verificar créditos adeudados ante la sindicatura venció antes de ayer. “Hablamos de una millonaria suma de acreencias”, anticipó el contador Ulderico Laudren, síndico sorteado para seguir de cerca la contabilidad de la concursada. La fecha para presentar los informes individuales es el 6 de febrero, y el 20 de marzo para el informe general.

Triple Efe SA declara domicilio en Blanco Encalada al 4500 de la Capital Federal, pero su espectro operativo se concentra en la provincia de Santa Fe, precisamente en Ricardone donde opera con acopio propio. Pese a la crítica situación que enfrentan, punto biz pudo verificar que la planta en la localidad del Gran Rosario continúa activa y, según personal del complejo, “no se registraron cesantías en el último tiempo”. Dicho panorama, destacaron allegados a la compañía, refleja la voluntad de los accionistas de proteger la fuente de trabajo y sobrellevar la tormenta.

En un contexto marcado por un 2011-2012 donde la sequía fue protagonista en la zona núcleo -solamente en soja el fenómeno se llevó puesta 10 M de toneladas-, la situación de Triple Efe no le escapa al panorama gris que enfrentan varias firmas en la cadena de valor agroindustrial.

Los socios

La sociedad tiene fecha de creación el 10 de junio de 2004, y sus fundadores provienen de ámbitos empresariales vinculados a la comunicación. Se trata de Francisco Millefanti Ferioli, quien en los años 90 fuera uno de los accionistas de Voces SA, la firma controlante de las emisoras LT8 y FM Del Siglo; Hugo Daniel Fassetta, ex gerente del desaparecido Video Cable Comunicación (VCC), sistema de televisión paga que logró una expansión importante en territorio porteño hasta su disolución en manos de Cablevisión y Multicanal, y Edgar René Faure, vicepresidente del Rosario Golf Club en el mandato 2010-2012. Asociados, los tres decidieron constituir tras la salida de la convertibilidad la firma que ahora entró en default.

Ferioli, de pasado periodista, es flamante licenciatario de una emisora de frecuencia modulada en Arroyo Seco, y fue uno de los accionistas, junto a Jacobo Benoliel de Voces SA, la persona jurídica que engloba a LT8 Radio Rosario y FM 99.5 Del Siglo. A finales de los años 90, cedieron el paquete accionario a Orlando Vignatti, quien luego negoció con los socios Vila y Manzano para incorporar las emisoras al Multimedios La Capital.

Fassetta, fue gerente de VCC en Buenos Aires, y en Rosario comandó los destinos de Gala, la red de cable que luego quedó en manos de Cablevisión.

Faure, de dilatada trayectoria comercial a nivel local, también estuvo en portada por su participación intitucional. Integró la comisión directiva del Rosario Golf Club, ocupando el cargo de vicepresidente en el ejercicio 2010-2012.

Comentarios