Conflicto laboral

Empresario acusó a sindicato y dijo que a la ley “se la pasan bien por el culo”

Declaraciones de Marcelo Copetti, titular de la firma DAB, de San Lorenzo, dijo que fue la misma organización obrera que se lo reconoció. El gremio lo desmintió


El empresario sanlorencino Marcelo Copetti acusó al Sindicato de Camioneros de Santa Fe que intentar “quedarse” con su negocio, y para eso, resolvió llevar adelante “asambleas permanentes” de tres horas por turno que le representan una pérdida minina de “150 mil pesos diarios”.

Las declaraciones fueron formuladas a FM 101.1 y obedecieron a la situación que se vivenció esta mañana en la indicada firma cuando dejó a su personal afuera y no abrió sus portones.

Según el gremio, el empresario reconoció a sus empelados que no podrá pagar los salarios, y ello más la suspensión de un operarios, la falta de entrega de ropas y zapatos de seguridad para el trabajo y las malas condicines mecánicas de los camiones utilizados para el reparto motivó a que elevaran una presentación en el Ministerio de Trabajo de la Provincia. “Esto fue consecuencia de la imposibilidad de dialogar con el dueño; como no se pudo, fuimos a la cartera laboral, como corresponde”, detalló José Capuano, delegado local.

Pero la versión del empresario es otra. La suspensión del empleado fue a razón de una conducta disciplinaria y entienden que las acciones sindicales son absurdas e injustas.

“Hacen asambleas que en realidad son paros de tres horas por turno, porque salen a la vereda a tomar mate y comer factura; lo único que quiere este sindicato es perjudicarme económicamente;  ahora ya no tengo más ganas de seguir, mi decisión es cerrar la empresa, no será hoy ni mañana, pero la decisión está tomada”, precisó.

Y fue más allá al acusar a los sindicalistas como extorsionadores: “Un día, en 2010 y durante una audiencia ministerial, uno de estos sindicalistas me dijo que ellos a la ley se la pasan por el culo y que tenía que hacer lo que ellos pidiesen o la iba a pasar muy mal”.

En una catarsis de descargos y acusaciones a otros, el empresario también aludió a la prensa que reprodujo las declaraciones de los sindicalistas que fueron los únicos que, al momento de producirse el incidente de esta mañana, con el personal en la vereda y las persianas del comercio bajas, atendieron la requisitoria del periodismo.

“Los otros medios de comunicación (exceptuando a FM 101.1, que lo entrevistó) son una vergüenza, se comen la versión del gremio y no hacen nada”, indicó a modo de una barrabasada, ya que fueron varios los medios de la zona que se hicieron eco de tal noticia que desarrollaron sobre un hecho preciso y con la versión de una de las partes involucradas, no emitiendo juicio de opinión y seguramente dejando abierta la posibilidad de la versión que quisiera dar el empresario.

Al menos este fue es la intención de SL24, que se comunicó telefónicamente con DAB y dejó un mensaje para ofrecer el medio si su propietario quería dar su versión. Sin embargo, prefirió por otro camino e inculpar no sólo al sindicato, sino a los medios que no lo entrevistaron.

Este es un compendio del reportaje que FM 101.1 realizó esta mañana a Marcelo Copetti.

Comentarios