Puerto San Martín

Empresario denuncia penalmente a sindicalista por instalar piquete “sin motivo ni razón”

El industrial desmintió despidos y reconoció tener sueldos al día, incluso a aquellos que por razones sanitarias (cuarentena) fueron licenciados. "No sabemos que exigen, no tenemos situación conflictiva alguna", precisó


El piquete fue instalado a primera hora de hoy en los portas de Grupo Pelco, en Puerto San Martín.

El presidente del directorio de Grupo Pelco, Luis Wuhl, confirmó a SL24 que radicará una denuncia contra el Sindicato Químico y Petroquímico de Fray Luis Beltrán, que conduce Daniel Santillán, por instalar un piquete en los portones de la firma, radicada en Puerto San Martín, medida que se inició esta mañana.

“Ignoramos que reclaman porque no hay situación conflictiva previa alguna; no hay abierta una mesa de diálogo porque no había nada irregular o anormal para ello”, indicó el industrial.

“El último índice de Indec dejó al Gran Rosario como la primera o segunda zona del país con más desocupación; nosotros tenemos la dicha de tener esta empresa en funcionamiento y manteniendo a la totalidad del personal, incluso con sueldos y aguinaldo al día y hasta con aquellos que fueron licenciados (unos quince) por razones sanitarias derivadas en la aplicación del protocoloco para la prevención del coronavirus. La verdad, no sabemos que quieren”, agregó.

Wuhl también confirmó que radicará una denuncia penal porque se impedía el ingreso de vehículos y personal a la planta, como también la salida de un camión.

“No puede ser que de un día a la mañana impongan medidas tan extremas, sin siquiera abrir un diálogo. Nosotros hacemos un esfuerzo grande para sostener la actividad, como también lo hacen nuestros trabajadores, pero parece que los sindicalistas hacen lo contrario”, detalló.

El empresario explicó que a razón de los obreros licenciados, tomó la decisión de contratar los servicios de una agencia de vigilancia para que hagan su trabajo en portería. Y los que se desempeñaban en ese puesto, contenidos en el convenio de los químicos y petroquímicos, pasen a ocupar labores dentro de la planta.

“Entiendo, por lo que (Daniel) Santillán declaró en los medios, que esto sería el motivo de su enojo. De ser así, debo decir que la contratación de esta agencia de vigilancia es temporal hasta tanto se reincorporen los empleados licenciados y todo vuelva a su cauce normal. Acá no hubo despido alguno, ni suspensiones o falta de pago de salarios, menos aún, un planteo de achicamiento del personal. De hecho, ese servicio (vigilancia privada) ni siquiera aún comenzó, pues está programado a que lo hagan a partir del lunes próximo”, concluyó Wuhl.

Respecto al piquete, se trata de un grupo de gremialistas apostados en los portones del la fábrica.

Comentarios