En 6 meses Aerolíneas gastó casi el 90% de los subsidios asignados para todo el año

De $2.488 millones, ya ejecutó la totalidad de los fondos que le giró Planificación ($2.163 millones) y tiene pendientes de ejecución $325 millones


Aerolíneas Argentinas y Austral Líneas Aéreas llevan gastados, hasta el miércoles de esta semana, 2.163 millones de pesos en subsidios (sumados a sus ingresos corrientes por la venta de pasajes aéreos y servicios de carga) durante el primer semestre del año: la cifra equivale a 87% de los subsidios totales asignados en el Presupuesto 2012. Y representa un subsidio diario de $12 millones.

La llamada Ley de Leyes asignó para este año un total de $2.008 millones para financiar los gastos corrientes de Aerolíneas y Austral y otros $479,5 millones para pagar gastos de capital.

En total, la compañía disponía de $2.488 millones de pesos en subsidios, según consigna el Ministerio de Economía en su página Web, bajo el denominado “Programa 60”, con el subtítulo “Apoyo al Transporte Aerocomercial”.

Un detalle: si bien la única empresa beneficiaria que figura en la página de Economía es Aerolíneas, los subsidios para “gastos de capital” (casi 480 millones de pesos) corresponden exclusivamente a Austral, la única de las dos que incorporó nuevos aviones (Embraer) en los últimos tres años. Los casi 30 Boeing NG y Airbus 340 que Aerolíneas incorporó a su flota no son comprados, sino alquilados.

De los $2.488 millones, Aerolíneas ya ejecutó la totalidad de los fondos que le giró el ministerio de Planificación ($2.163 millones) y ahora tiene pendientes de ejecución $325 millones. Esos fondos ahora son administrados por el ministerio del Interior, al cual fue traspasado la secretaría de Transportes en junio.

Un rápido cálculo arroja que en promedio las dos compañías consumieron en lo que va del año unos $310 millones en subsidios mensuales, de modo que los $325 millones de saldo apenas podrían cubrir lo que queda de julio y el mes de agosto. Para los meses restantes, requerirían de partidas extrapresupuestarias.

Durante 2011 hubo numerosas partidas fuera de presupuesto giradas desde el ministerio de Planificación, que se prolongaron incluso más allá del 31 de diciembre: el 2 de enero la cartera a cargo de Julio De Vido asignó a Aerolíneas y Austral $197 millones imputables al año anterior.

En total, las dos compañías demandaron asistencia del Estado por $3.340 millones en 2011. Equivalen a u$s804 millones, según el tipo de cambio promedio del año pasado.

Los subsidios, si bien son cuantiosos, hasta el momento representan sólo una parte del dinero que pasa por la caja de la compañía que encabeza Mariano Recalde, ya que la facturación por venta de tickets aportarí a entre 1.200 y 1.300 millones de dólares por año, según datos del mercado.

De esa manera, el presupuesto que administra el joven dirigente proveniente de la agrupación La Cámpora supera los 2.000 millones de dólares al año.

El miércoles, el sitio Web del diario La Nación publicó que tanto Aerolíneas como la Secretaría de Transportes le informaron que entre el 1 de enero y el 31 de mayo Aerolíneas y Austral ya habían demandado subsidios por $1.935 millones.

Esa información fue proporcionada luego de tres pedidos de acceso a la información pública que La Nación elevó a Aerolíneas y a Transportes y arrojaría que el nivel de gasto promedio es aun superior al que consigna en su página Web el ministerio de Economía.

Fuente: iProfesional

Comentarios