En Barrancas se descubrió un nuevo enemigo, y mortal, para la soja argentina: la “roya asiática”

Es una enfermedad poco común y calificada, por especialistas, como “muy agresiva”, Lo detectó la estación experimental que INTA posee en Oliveros


El laboratorio de Fitopatología del INTA, Estación Experimental Agropecuaria de Oliveros, detectó una muestra positiva de una destructiva enfermedad para los cultivos. Esta muestra proviene de un campo de la localidad de Barrancas.

La afección corresponde a la llamada “roya asiática”, una enfermedad poco común y calificada por especialistas como “muy agresiva”, de alta tasa epidemiológica.

Según detallaron desde el Inta Oliveros, la muestra corresponde a una soja de primera, cultivar DM 4915 IPRO STS, en estado fenológico R6, y presentó una incidencia menor de 2 %, con severidad menor a 1%.

“Teniendo en cuenta que el ambiente favorece a que surjan nuevos casos, se sugiere intensificar monitoreos en sojas que se encuentren en período crítico (R3 a R6)”, advierten desde el organismo.

Los productores y asesores no están acostumbrados a enfrentarse con una enfermedad de estas inusuales características. Esto obliga a cambiar la “mirada “ sobre el cultivo obligando a abandonar la idea de seguir cultivando soja en forma rústica y desafiando a adoptar nuevas técnicas de monitoreo, de diagnóstico y de aplicación de fungicidas.

La roya asiática de la soja causada por el hongo biotrófico Phakopsora pachyrhizi Sidow, no es una roya típica.
Los síntomas (lesiones necróticas) y signos (pústulas) no son tan fácilmente reconocidas como en las demás royas donde sí existen colores vivaces y no se observan manchas.

Fuente: Infomaciel

Comentarios