En Córdoba hay más de 16 mil hectáreas bajo el agua

Caminos cortados, pérdidas en cultivos de trigo y maíz, siembras demoradas y 16 mil hectáreas bajo agua en las zonas de Inriville (departamento Marcos Juárez) y Bell Ville (departamento Unión).


En su primer relevamiento después de los registros del pasado fin de semana, el Departamento de Información Agroeconómica de la Bolsa de Cereales de Córdoba indicó que, en la zona de Inriville, en el sudeste provincial, “todos los campos están desde saturados hasta bajo 20 centímetros de agua”. Antes de las lluvias del fin de semana, unas 12.800 hectáreas estaban bajo agua; ahora se calculan unas 14 mil, y los caminos están intransitables, agregó.

En la zona de Bell Ville se relevaron otras dos mil hectáreas anegadas y caminos cortados pero, como en otros sectores, ya se notó una baja en el nivel del agua. Las lluvias caídas en la provincia entre el 1º de agosto y el 22 del corriente marcaron promedios dispares en departamentos del sur y del norte (ver Pluviómetro ), pero, en todos los casos, con marcas superiores a los últimos cuatro años.

Como ejemplos, el acumulado promedio de Ischilín sería de 80 milímetros, mientras que en los departamentos Marcos Juárez y General Roca se registraron valores mayores de 400 milímetros. El relevamiento también indica que las lluvias acumuladas para cada departamento durante el corriente mes representan del 50 al 70 por ciento del total de los últimos 90 días.

Considerando el mismo período respecto del promedio de las últimas cuatro campañas (2008/2011), los valores se han triplicado, advierte el informe de la Bolsa de Cereales. Agua útil y excesos. Luego de las copiosas lluvias, son notables los contenidos de agua útil con que cuenta el suelo. El informe indica excesos en el norte del departamento Marcos Juárez, Unión, General San Martín, la parte este de Tercero Arriba y el sur de San Justo. También se presentan condiciones de exceso al este de Presidente Roque Sáenz Peña y en General Roca. El departamento de la Bolsa de Cereales aclaró que los colaboradores que recorrieron ayer la zona “han notado que los suelos han drenado y mejorado respecto del día anterior”.

Daños en cultivos. En la zona de Las Varillas, entre el 10 y el 20 por ciento del maíz (estado fenológico en cuatro hojas) está con exceso de agua, pero se recuperará si no siguen las lluvias. En zonas bajas, se tendría que resembrar. En el caso de la soja, se retrasaría la siembra hasta que haya piso que permita realizar las labores.

En la zona de Leones, se percibe 10 por ciento de daño en trigo por encharcamientos, y también se podría llegar a perder 15 por ciento del área sembrada con maíz. El próximo fin de semana se iniciaría la siembra de soja. En el área de Noetinger, se perdió lo sembrado con garbanzo y un cinco por ciento del maíz se considera afectado por encharcamientos.

Al girasol se le pasaría la fecha de siembra en Pozo del Molle, con lo cual deberá ser sustituido por otro cultivo. Sólo se observó anegamiento en lotes bajos, que no están sembrados. En Laboulaye y Rosales, los suelos más complicados están en las zonas bajas, con cuatro por ciento de la superficie de trigo afectada, pero podrían recuperarse, al igual que los maíces, si las lluvias no siguen.

Comentarios