¿Molineros por aceiteros?

En medio de puja salarial récord de productividad en el complejo sojero

Agosto mostró el segundo récord histórico en la producción de harina de soja. El Sindicato Aceitero pulsea un incremento de haberes y ahora tiene un buen argumento para ganar la apuesta


La Subsecretaría de Mercados Agropecuarios, dependiente del Ministerio de Agricultura de la Nación, informó que la molienda de soja durante agosto totalizó 4.152.116 toneladas, lo que representó el segundo récord histórico para ese mes, únicamente superado en agosto de 2015 cuando se procesó un total de 4.270.805 toneladas.

Durante este ciclo comercial 2018/19, la molienda acumulada de la oleaginosa en el período abril/agosto del año en curso totalizó 20.700.105 toneladas, frente a 16.753.055 de toneladas de igual período de 2018. Y si la cifra es comparada al promedio del mismo lapso de los últimos cinco años, también es mayor, pues tal estadística resulta un total de 19.738.134 toneladas.

“Esto confirma que el sector agroindustrial procesador de soja se mantiene operando sin limitantes en la oferta de materia prima, consecuencia de una producción nacional de soja que este Ministerio estimó en 55,3 millones de toneladas“, resaltó Agricultura.

Los datos oficiales sobre exportaciones al l 31 de agosto, son: 5 millones de toneladas de poroto de soja, 12,7 millones de harina de soja y 2,5 millones de aceite de soja.

Este incremento en la producción se conoce en medio de una disputa de incremento salarial que los gremios del sector vienen sosteniendo con su patronal.

Por un lado, el Sindicato Obrero y Empleados Aceitero (SOEA) del departamento San Lorenzo obtuvo un pago extraordinario de 10.000 pesos en la liquidación de haberes de agosto y pretende un porcentaje para septiembre, mientras que la Federación Sindical Aceitera logró un incremento de 15.000 pesos, para idéntico item, además de disponer una conciliación obligatoria tras una huelga declarada este mes.

Sin lugar a dudas que los gremialistas deberían tomar nota de estos índices para utilizar como argumento a la hora de negociar un nuevo ajuste salarial para sus afiliados.

Pero así como tienen una a favor, mañana puede transformarse en una contra. Y la razón para ello es el constante incremento en los volúmenes de procesamiento de harina, en detrimento del aceite.

Si bien en la actualidad la potestad sindical del complejo sojero corresponde a los Aceiteros, bien podría la Unión Obrera Molinera Argentina pedir su injerencia.  Y argumentos para ello, no le faltaría.

 

Comentarios