En toda la provincia se gritó fuerte contra la violencia de género

En la mayoría de las marchas no hubo reclamos políticos, ni sobre seguridad. Sólo indignación y tristeza entre las mujeres que aplaudían y pedían que no maten a ninguna más.


Unas 500 mujeres se convocaron anoche en la plaza San Martín para sentirse menos solas. Lo mismo sucedió en Vera, en Reconquista y en la ciudad Santa Fe. Las reunió en una marcha de abrazos una noticia demoledora: otro femicidio en la provincia. Agustina tal vez nunca las hubiera conocido pero ellas corearon su nombre, la lloraron y cantaron canciones por ella. A las 20 rodearon la estatua ecuestre de San Martín y a las 20.30 dieron vueltas por la plaza, al igual que cientos de hijas y madres y abuelas en la toda la provincia.

Mientras terminaban un largo y dolido aplauso algunas entonaron canciones con letras cambiadas : “Dale alegría a mi corazón/ la sangre de las mujeres se rebeló/ y ya verás/ las pibas que vos mataste van a volver/ la lucha va a ser de todas o no va a ser”. La cantaban en voz baja, la tarareaban. No había bronca. Era determinación y mucha tristeza.

Cuatro chicas de no más de veinte años marcharon como tantas otras. Son de Esperanza y no conocían a Agustina. “En el pueblo hubo dos femicidios importantes hace unos años y este es terrible. Yo estuve muchas veces en ese boliche y me podría haber tocado a mi”, dijo Lucía a este diario.

“Que este hijo de puta se mate es peor, es indignante”, comento otra de las chicas. “En los boliches te acosan, esto tiene que ver con el patriarcado, pero de ahí a terminar en una zanja es una cosa aberrante”, comentó otra.

 

Comentarios

10