Entrevista mano a mano con el nuevo jefe de la policía de San Lorenzo

Walter Miranda es el nuevo titular dela Unidad Regional XVII. Asumió el lunes, en un acto que contó con la presencia del secretario de Seguridad provincial, Matías Drivet, y el jefe de la policía santafesina, comisario Omar Odriozola.


Para Medina, de rango comisario general, 46 años de edad, domiciliado en Roldán, casado y padre de cuatro hijos, y procedente dela Unidad Regional de Rosario, su arribo a San Lorenzo “es todo un desafío”, admitió.

Con la experiencia que le sirvió estar casi un año al frente dela Jefaturarosarina, por lo implica sustentar dicho cargo en esa gran urbe, su gestión en la región debería resultarle manejable.

“Entre mis motivaciones como policía siempre estuvo la posibilidad de acceder a esta Unidad Regional”, le precisó a sl24.

Miranda tendrá como objetivo más inmediato reforzar al máximo la seguridad en toda la departamental.

“No creo que la inseguridad sea una sensación que tiene la población, sino que es una amenaza concreta que, año tras año, se intensifica producto de las divergencias sociales y culturales de estos tiempos”, explicó.

Sobre la manera de adecuar tal política, no dudó en señalar que una de las herramientas esenciales para acabar con dicho flagelo será “el contacto permanente con el ciudadano”, sea a través de sus representantes -funcionarios, vecinales u organizaciones intermedias- o “cara a cara”, expresando que su gestión “será de puertas abiertas, y quien necesite acudir a mí o a cualquier otro miembro de la superioridad para exponer sus problemas y preocupaciones, no tendrá que dudarlo, pues aquí estaremos para esperarlo”.

Consultado sobre la organización dela Unidad Regionalque recibió, Miranda dijo que se halla “muy bien administrada”, con un personal muy abocado a sus tareas y con un excelente ánimo.

Justamente, respecto al personal, el comisario adujo estar evaluando su accionar, en especial, lo desarrollado por cada comisaría para ratificar o rectificar esa labor. De ello dependerá la continuidad de cada jefe en sus cargos.

“Hace pocos días que estoy en este cargo, pero ya recorrimos algunas poblaciones para ir conociendo cada una de ellas”, precisó.

A menos de 24 horas de asumir, ya se trasladó a Villa Mugueta, donde  hubo una convocatoria ciudadana para exigir más seguridad.

“Me entrevisté con el presidente comunal y con los vecinos, entre todos dialogamos sobre la mejor manera de organizar la policía y colaborar, entre todos, para mejorar la seguridad en el pueblo”, explicó.

Uno de los desafíos más inmediatos que se le aproximan a Miranda será la disposición de los controles viales frente a la cosecha gruesa, que desde este mes comenzará a mostrarse.

“En esta Jefatura hay personal avezado con los que se puede contar. En mi agenda está entrevistarse con el empresariado. Hoy (por el miércoles) lo hice con el intendente Leonardo Raimundo, y conversamos sobre esta contingencia”, precisó.

Comentarios