EPE sólo cumple el 65% de las inversiones que anuncia

En la empresa provincial de distribución eléctrica nunca llegaron a ejecutarse los recursos presupuestados.


“La inversión en la EPE es fortísima”, se animó a decir el gobernador Antonio Bonfatti el martes 24, cuando en vísperas de Navidad  había muchas zonas de Rosario sin luz.

Y no miente. Es que el problema de la EPE no es que le falte prespupuesto para invertir. El problema es que no lo ejecuta. El problema es que en los últimos 10 años ejecutó en promedio el 65% del presupuesto que tenía para invertir, según un estudio de la Fundación para la Integración Federal (Funif)

¿Falta de capacidad gestión de sus directivos o falta de recursos humanos para cumplir inversiones? ¿Problemas para tercerizar de manera eficiente? ¿O en realidad “la corporación” lo hace porque está buscado que las cuadrillas, que actuán como bomberos en veranos, o empresas tercerizadas sigan teniendo que hace reparaciones que no serían necesarias con infraestructura nueva?

El problema, salta a la vista, está en la estructura de la EPE porque trasciende la identidad del gobierno, más allá de que a siete años de gestión socialista no hayan cumplido sus repetida promesa de campaña de un marco regulatorio que contemple la defensa de los derechos del consumidor (como sí tiene Aguas).

Está claro que la crisis es de todo el sistema nacional, con la combinación de aumento de la demanda y caída en la generación, pero en Santa Fe el problema salta por la EPE.

Desde 2008 a la fecha, de los casi $1.700 M presupuestados se ejecutaron $1.100, según un informe del Funif. Fermín Oyarzabal, investigador de ese centro de estudios, le comentó a punto biz que EPE se encuentra desfazada en cuanto a recursos humanos frente a la Empresa Provincial de la Energía de Córdoba (EPEC). “En el territorio vecino tienen un 6% más de personal. Sin embargo, la empresa de Santa Fe cuenta con un 17% más de clientes y una demanda 60% superior”, detalló y agregó que “según lo declarado por el sindicato del sector, existe una clara falta de personal”.

Durante los últimos años la falta de asignación de recursos repercutió en el funcionamiento de la empresa provincial y las falencias quedaron a la vista con la llegada de cada verano. De acuerdo al seguimiento de Funif Rosario, en 2008 de los $141 M presupuestados se ejecutaron $131 M. Un año más tarde, se habían proyectado destinar $280 M, aunque el traspaso real fue de $176 M.

En 2010, los montos estimados en un principio llegaban a $245 M, sin embargo la inversión sólo fue de $125 M. En tanto, durante 2011, los recursos preveían rozar los $300 M, año en el cual se destinaron $235 M.

El año pasado, el gobierno había proyectado girar $374 M, pero la realidad marcó que se ejecutaron $260 M. Y en 2013 se registró una de las marcas más baja, siendo asignados $341 M pero ejecutados $190 M.

A pesar de todo, Oyarzabal sostuvo que para el próximo año la Provincia estaría dispuesta, por lo menos en los papeles, a recuperar terreno perdido en materia de inversiones en la EPE. Es que de acuerdo a lo presupuestado, la Provincia estima destinar $720 M, recursos que duplicarían lo asignado este año. “Más allá de eso, hay que ver si realmente se ejecuta hasta el último peso. De cumplirse, se daría un gran salto de calidad”, destacó.

Haciendo un paralelismo con el promedio nacional, la inversión real en Santa Fe fue de 5,26%, quedando más de 10 puntos porcentuales debajo de la media que llegó a los 15,55%. “Por cada $100 que invierte el gobierno provincial, $5 van a inversiones. Es un nivel muy bajo”, aclararon desde Funif. En 2012 la inversión pública cerró sólo con 13,54% por encima de la de 2007, el último año de la gestión Obeid.

Comentarios