Pinamar

Es de San Lorenzo y una patota le rompió la mandíbula en un boliche

Es un adolescente que fue a pasar las vacaciones. Lo golpearon en una disco playera. Una ambulancia de Sitram lotrajo de regreso. Ahora deben operarlo


Las fiestas en el parador Boutique, donde ocurrieron los hechos de violencia, son multitudinarias y están en moda.

Ayer, una ambulancia que es parte de la dotación que dispone el Sindicato de Trabajadores Municipales (Sitram) de San Lorenzo partió raudamente a la localidad de Pinamar para traer a un joven sanlorencino que fue víctima de una patota.

Se trata de un adolescente, Tomás Gonem, que estaba en la ciudad costera pasando sus vacaciones, donde había arribado junto a un grupo de amigos.

Anteayer concurrió a un conocido boliche playero, en el parador Boutique, y fue atacado por una patota de por lo menos diez personas que lo golpearon en toda su humanidad.

Fue tan terrible la paliza que una de las principales lesiones que recibió fue la fractura de la mandíbula.

Sabida la noticia acá, sus padres estaban desesperados, pero en poco tiempo recibió un contacto del citado gremio donde le indicaban que ponían a disposición una ambulancia para traerlo desde Pinamar.

Así lo hicieron y hoy el muchacho está en un nosocomio de Rosario donde será intervenido quirúrgicamente.

Desde el sindicato indicaron que lo hicieron por pura solidaridad, y que el servicio no tuvo costo alguno.

Comentarios