El escándalo estalló en el Cantando. Tras la decisión de la producción de apartar a Pablito Ruiz por haber participado de una fiesta en plena pandemia de Coronavirus, ahora otra participante asistió a una mega fiesta clandestina en plena cuarentena.

Se trata ni más ni menos que de Lola Latorre (19), quien fue aprehendida cuando se llevaba a cabo una celebración de Halloween, en la ciudad de Mercedes.

Si bien Fernando Burlando, abogado de la familia Latorre, explicó la presencia de la hija mayor de Yanina y Diego Latorre en la fiesta, la producción del certamen de canto evalúa su permanencia en el ciclo. “Lola estaba en el campo de un amigo del novio, en Mercedes, y una amiga que estaba en la fiesta se asustó por lo que ella fue con otra amiga a buscarla”, aseguró el abogado.

“Cuando llegó la Policía a ella la notificaron (de la violación de la cuarentena), pero no firmó el acta de procedimiento y el juez que interviene en la causa podría llamarla a declarar. Lola tuvo Covid-19 y ya no contagia. Fue en su auto y había 500 personas en la fiesta, de las cuales identificaron a 140”, sumó el letrado.

Y fue el Chato Prada, uno de los reconocidos productores del programa de El Trece, que conducen Ángel de Brito y Laurita Fernández, quien en sus estados de Instagram manifestó su posición. “Tiene que renunciar”, escribió de modo contundente la pareja de Lourdes Sánchez.

EL CHATO PRADA CON LOS CONDUCTORES Y EL JURADO DEL CANTANDO.

Si bien en su posteo el histórico productor  no menciona a Lola, según la trascendencia que todos los medios de comunicación (noticieros incluidos) le dieron a la mega fiesta clandestina, todo indica que –obviamente- hablaba de ella. Sin embargo, aunque minutos después el Chato Prada borró la publicación, Ángel de Brito informó que la producción está considerando expulsarla del certamen de canto.