Escracharon a juez sanlorencino que, a pesar de las críticas de todo un pueblo, ratifica su sentencia

Se trata del caso del niño a cargo de una pareja en Bigand que el magistrado ordenó retirar por entender que tal tenencia era ilegal. Un grupo de vecinos protestaron ayer frente a su Juzgado


La localidad santafesina de Bigand fue blanco, días atrás, de una airada protesta popular a consecuencia de una decisión del juez Marcelo Scola, titular del Juzgado de Familia de San Lorenzo, de retirar del resguardo de una familia a un niño de seis años por considerarla  “ilegal”.

Gran parte de los pobladores rubricaron un documento contra la resolución del magistrado, incluso suscripto  por el mismísimo presidente comunal Patricio Erceg, y se solidarizaron los padres “adoptivos” y con el hogar La Casa del Sol Naciente, una institución que contiene a menores huérfanos y/o con dificultades familiares y que acostumbra a que conceder un régimen de visitas a familias del pueblo.

En este sentido, su funcionamiento es similar al de tantos otros, por ejemplo, al de Anide, de San Lorenzo, donde se trabaja en un proceso de reinserción social con permanencias temporales de los niñas y niños en hogares constituido por familias probas.

¿Y qué pasó en Bigand? Para Scola, el sistema aplicable no era el correcto, es más, tildó de “ilegal” la tenencia del pequeño y por ello le ordenó su restitución al Hogar para ser dado en adopción a una familia rosarina.

“En este caso lo grave es que tanto Elizabeth como Gustavo (los supuestos papás adoptivos) sabían que criar al nene era ilegal por varios motivos, y tal vez el más serio fue el argumento con el que justificaron su salida del hogar La casa del sol naciente”, expresó  el juez en declaraciones a una radio rosarina.

“Manifestaron que en el pueblo siempre pasaba eso (sacar niños del hogar y criarlos como propios), pero el mensaje está equivocado”, señaló. Además, explicó que el chico tiene a un hermanito (de 9 años) en el mismo Hogar, pero no era contenido en el mismo seno familiar adoptivo; eso, para el funcionario judicial fue otro de los motivos principales para adoptar su fallo.

Consultado sobre la tenencia provisoria que le otorgó una jueza de Casilda a la pareja, Scola explicó que no tiene valor porque está fuera de su competencia, y confirmó que hay una pareja que encabeza el orden del Registro Único Provincial de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (Ruaga), que espera a los hermanitos, y que se trata del aludido matrimonio de Rosario.

Para los habitantes de Bigand, las explicaciones del usía no son satisfactorias, al extremo que ayer un grupo de vecinos se llegaron hasta San Lorenzo y protestaron frente a las puertas del Juzgado de Scola.

“Para nosotros es terrible, sabemos el amor que Dani (el niño en cuestión) tiene por sus padres (adoptivos). Ellos hace muchos años que trataban de tener hijos, estaban intentando adoptar y hoy estamos haciendo todo lo posible para que el chiquito pueda quedarse con ellos”, expresó uno de los manifestantes, allegado a la familia.

“Estamos todo un pueblo unido para que Dani se quede con nosotros, tenemos un Facebook de 15 mil personas, y la gente que vino hoy (a San Lorenzo) es la que pudo porque mucha otra trabaja, aunque en esto todos estamos unidos”, ratificó otro.

Mientras tanto, el presidente comunal, negó la separación entre los hermanitos. “El hermano de Dani es visitado por su padre biológico, y por insistencia de la Subsecretaría (de Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia de la Provincia) y del juez (de Casilda), se están re-vinculando desde hace tiempo con la finalidad de que a la brevedad puedan volver a estar juntos, esa es la esperanza de ambos”, señaló, junto a los vecinos, que firmaron la última presentación judicial sobre el tema.

Comentarios