Pérdida irreparable

Estaba a punto de un gran descubrimiento sobre el COVID-19, pero fue asesinado

Un científico de origen chino tenía investigaciones muy avanzadas en la materia fue hallado muerto en su domicilio, en los Estados Unidos. Lo mataron de un tiro


Un científico que estaba a punto de lograr un hallazgo significativo en una investigación sobre el coronavirus fue asesinado en lo que me parece un asesinato-suicidio.

Lo informó ayer la cadena noticiosa ABC News, que indicó que trágiuco hecho aconteció el pasado sábado..

Bing Liu, un investigador de 37 años que trabajaba como profesor asistente en la universidad de Pittsburgh, fue encontrado muerto en su casa en Ross Township, en el norte de la ciudad, después de que un atacante le disparó y posteriormente se suicidó.

Liu recibió un disparo en la cabeza y el cuello, dijo la policía. El segundo hombre, identificado como Hao Gu, de 46 años, fue encontrado muerto en su vehículo a menos de una milla de distancia de la casa de Liu.

El detective de Ross Township Brian Kohlhepp dijo a NBC News que los hombres se conocían.

Los investigadores creen que Gu mató a Liu antes de regresar a su automóvil, donde murió de una herida de bala autoinfligida, según ABC.

Kohlhepp dijo que las autoridades aún están investigando su relación y un motivo potencial para el asesinato, pero adelantó que hay “cero indicios de que se le eligiera porque él (Liu) era chino”.

Comentarios