El mercado inmobiliario local no sufre las corridas del dólar

El perfil del vendedor deberá regirse, en adelante, en pesos. Para los alquileres, el dólar paralelo ni existe


La cotización alternativa del dólar sigue generando un sin número de rumores que alteran el estado de ánimo de algunos sectores de la economía nacional.

En lo relativo al mercado inmobiliario local, una presunta merma en el volumen de las operaciones fue desmentida por los corredores.

“La cantidad de operaciones no ha variado demasiado, incluso se están haciendo algunas sobre la base de pesos” indicó Ricardo Canut.

La mención no es caprichosa, ya que el mercado viene sosteniéndose, desde hace unos años, sobre una valuación en dólares.

Ello responde, según Canut, a la experiencia suscitada luego de la debacle de 2001. ”En aquel entonces, el mercado buscó protegerse detrás una moneda extranjera, el dólar, porque el peso estaba despreciado. De ahí en adelante, se instaló una cuestión cultural, que ahora, demandará un tiempo poder corregir”.

Canut reconoció que el movimiento de compra y venta de viviendas está algo retraído, pero a cambio, hay una suba en las transacciones de loteos y fideicomisos para la construcción de propiedades horizontales, lo que permite nivelar el volumen de operaciones. “Hay que redefinir el perfil del vendedor para que vuelva a acostumbrarse a pensar en pesos. El que quiera vender en pesos, será vendedor, pues será la única manera de hacerlo. En definitiva,todo se regirá de acuerdo a las necesidades que tengan los vendedores, si quiere vender, venderá, pero si teme hacerlo en pesos, o directamente no tiene necesidad imperiosa de vender, no lo hará”, expresó. Para Canut y otros colegas, San Lorenzo, la región está lejos de las cifras que se barajan en Capital Federal sobre la retracción de mercado, donde se cita que cayó un 30 por ciento.

“Acá eso no ocurre. Podrá haber una baja, pero ni por asomo alcanzan esas cifras. Nosotros seguimos teniendo, al menos, consultas para ventas”, señaló. Respecto a los alquileres, esta situación no tiene incidencias.

“Que el dólar tenga una fluctuación de cotización no incide en el mercado de alquileres, ya que todas las operaciones son en pesos”, explicó. En este aspecto, San Lorenzo sigue disponiendo de un déficit habitacional importante, y por ende, la oferta de alquileres no alcanza a satisfacer la creciente demanda.

“Calculamos que hay un 20 por ciento de la población que no posee vivienda propia, y es una masa que se vuelca a alquilar. Si bien en los últimos años se incrementó la cantidad de propiedades construidas, también la población creció”, reflexionó. Para el profesional, la solución se daría con créditos hipotecarios “que no hay”.

Comentarios