Paro aceitero

“Este conflicto es de extrema gravedad y afecta todas las pymes de la región”

La Cámara de Comercio de San Lorenzo emitió un comunicado oficial para alertar a las autoridades de la extrema situación que viven las pymes de la región luego de más de 17 días de inactividad en los puertos de la región producto del paro que lleva adelante el Sindicato de Aceiteros.


Pablo Reguera y Daniel Succi entregando un comunicado a la Cámara por el conflicto de marzo en la empresa Vicentin Foto archivo

La Cámara de Comercio, Industria y Servicios de San Lorenzo y su zona, en representación de sus empresas asociadas – entre las que se encuentran las grandes terminales exportadoras afectadas por la medida de fuerza de los gremios SOEA, FEDERACION DE TRABAJADORES ACEITEROS DESMONTADORES DE ALGODÓN Y URGARA y todo el sector pyme que presta servicios en el llamado cordón industrial, polo aceitero agroexportador de los másimportantes del mundo, solicita de forma urgente a las autoridades provinciales y nacionales que articulen las medidas necesarias para poner fin a la inactividad que lleva casi 15 días ininterrumpidos, previéndose que tal situación se sostenga incluso por más tiempo o indefinidamente de no encontrarse una solución al tema. La medida no sólo afecta al sector agroexpotador sino también ya se extiende a las pequeñas y medianas empresas que prestan sus servicios al complejo.

Considerando el difícil año que, como consecuencia de la Pandemia por Covid 19, afectó la actividad de todos los sectores de la economía productiva, es de una gravedad extrema que por negociaciones paritarias se paralice la exportación, el ingreso de divisas que de ella deviene y afecte a toda la actividad de servicios de pymes de toda la región por más de dos semanas, con el impacto que esto produce y que se suma a una ya débil situación. Además, debe señalarse que muchas personas están viendo afectada su libertad de trabajo en la región sin estar involucrados en el conflicto o bien, estando alcanzadas por actividades esenciales, no poder ejercer su tarea con el único fin de mantener el bienestar de su familia y sus puestos de trabajos.

El diálogo y el debate en una mesa liderada por el Estado podrá contribuir a dirimir y establecer los principios de acuerdos que los actores deberán negociar, teniendo como concepto el de encontrar posiciones racionales en una situación extraordinaria y proponer una salida definitiva para que se retomen las actividades; no intervenir en una negociación donde las partes están cada vez más alejadas sólo podría derivar en una alteración de la paz social y la seguridad de las personas, además de sus fuentes laborales.

Esperamos entonces que quienes tienen la responsabilidad y autoridad para convocar a las partes actúen de inmediato para cumplir el rol que compete: al Estado Provincial en cuya jurisdicción se encuentran radicados los puertos y al Estado Nacional, como herramienta a través de su Ministerio de Trabajo, para lograr una pronta solución del conflicto.

En este sentido, nuestra Entidad se pone a disposición para ser el ámbito de diálogo pues estamos convencidos que es la única forma de terminar con esta inaceptable situación.

Comentarios