En el olvido

Estibadores abandonan a Juárez pero su unen para rechazar la privatización del puerto porteño

Mañana la federación sindical que los nuclea realizará su congreso anual en Rosario y en Buenos Aires, desde las 10 AM, comenzarán un paro de actividades


Mañana, Rosario será la sede para el Congreso Anual que lleva adelante la Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval (Fempirna) donde cada secretario general de cada seccional del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA), expondrán las temáticas de cada delegación y aquellos otros temas que le sean en común.

Está claro que en esta ocasión, uno de los principales ausente será la seccional Puerto San Martín, Bella Vista, Timbúes y Puerto Gaboto, recientemente intervenido.

De hecho, el tema no aparece como uno de los principales para abordar, aunque sí se estima que haya alguna mención y resolución de rechazo formal a la medida dispuesta entre la Justicia Federal y el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, que de hecho los sindicalistas avalaron desde el momento en que se ofrecieron a acompañar la gestión del designado interventor, un ex colaborador de otrora líder del Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU), Omar “Caballo” Suárez, preso por corrupción y extorsión.

Las deliberaciones se iniciarán en el Hotel Howard Johnson, desde las 11 de la mañana, y una hora antes, el gremio que comanda Juan Carlos Schmid lanzará un paro de actividades en el puerto de Buenos Aires para oponerse a un llamado a licitación para la explotación de dicha terminal, previsto para el próximo 2 de diciembre.

“Esto es una locura, por eso la Fempirna es muy clara y está diciendo que no solamente suspendan esta licitación absurda, de espalda a los trabajadores, que se hace exclusivamente para privilegiar el negocio inmobiliario, sino que no se abran los pliegos de licitación porque a los ocho días tenemos la toma del poder de un nuevo gobierno”, indicó Roberto Coria, secretario general del Sindicato de Guincheros y miembro del Consejo Directivo de dicha federación.

Los portuarios adhieren a tal decisión, y si bien representa un posicionamiento político abiertamente crítico a un gobierno que está yéndose, no se expresaron de igual manera para con los hechos que se sucedieron en Puerto San Martín, primero con la intervención de la Cooperativa de Trabajos Portuarios, y luego con el sindicato mismo.

Eso también parece ser una demostración política, soltándole la mano a Herme Juárez, el viejo líder sindical que supo durante décadas conducir los destinos de sus estibadores en uno de los puertos más importantes de Latinoamérica y crear una de las entidades portuarias más prósperas y de reconocimiento mundial como es la Cooperativa.

Desde que cayó en desgracia no hubo, salvo honrosas excepciones, sector sindical que alzara una voz en contra de tales intervenciones. Tal lo vista, ni siquiera sus propios compañeros de la estiba.

Comentarios