Estiman 1 millón menos de hectáreas sembradas con maíz ¿Repercutirá en la industria local?

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) proyectó esta cifra para la campaña 2015-2016, con una caída del 23 por ciento respecto del ciclo anterior.


En un informe, los especialistas analizaron que se cultivarán 3,3 millones de hectáreas de maíz contra los 4,3 millones implantados el año pasado.

“Tomando como supuesto 800.000 hectáreas sin entrar en el circuito de comercialización granaria, la producción para grano tendría una base cosechable de 2,5 millones de hectáreas”, detallaron.

El reporte también habla de pronósticos que suponen lluvias a favor del ciclo del cultivo, por lo que podría esperarse un escenario positivo de producción que alcance un nivel de rinde similar al del año pasado de 7.600 kilos por hectárea.

Con estas conjeturas, “la cosecha de maíz 2015/16 estarían arrojando un volumen de 19 millones de toneladas”, según señalan desde la Bolsa.

Sobre el cultivo de trigo, la BCR consideró que finalizó la siembra en Argentina sin realizarse ajustes significativos en materia de superficie implantada.

“El buen tiempo que se instaló desde entonces permitió minimizar los daños y limitar las áreas perdidas a las zonas de mayores riesgos hídricos”, afirmaron los técnicos.

“Si se confirma el bajo nivel de implantación, la producción de trigo necesitará contar con un clima sumamente favorable para alcanzar los dos dígitos de producción”.

Estas proyecciones tienen como marco una situación de pérdida de rentabilidad de los agronegocios. Esto se expresa en una demora en las decisiones de inversión para la campaña de granos gruesos.

El analista agrario Matías Amorosi, de la consultora Globaltecnos, explicó que la a definición de la próxima cosecha gruesa y la inversión en el paquete tecnológico, especialmente para cultivar maíz, “vienen muy retrasadas” y traba la compraventa de insumos tales como semillas, agroquímicos y fertilizantes.

“Hoy la situación del productor plantea un bajón generalizado, y allí pesan los precios, las complicaciones impositivas, lo climático y la definición política”.

Comentarios