Le hicieron la cruz

Ex ministro prometió una obra que no concretó y ahora busca privatizarla con fondos estatales

El otrora funcionario provincial ocupó una cartera estratégica para la consolidación del complejo sojero. Ahora está en la Legislatura e intenta, con su proyecto, alzarse con tasas de municipios y comunas


Años atrás, un ex ministro confirmó que la Provincia se haría cargo del costo que demandaría la pavimentación de los “peines” del complejo sojero local, esto es, los caminos destinados para la circulación del tránsito pesado con destino a las terminales fluviales.

A pesar del anuncia, dicha obra jamás se ejecutó y pasó a ser una promesa más que los políticos lanzan y que no cumplen. Para este caso, quizás revista más gravedad ya que por entonces era funcionario.

Lejos de sonrojarse y/o pedir disculpar por algo que anunció, prometió y no se concretó, esa misma persona vuelve a la carga, pero desde otra posición.

El otrora titular del Ministerio de Infraestructura de la Provincia, José León Garibay, es hoy diputado provincial. Desde esa banca que ocupa desde diciembre del año pasado (dejó la cartera del Ejecutivo y se trasladó hasta la Legislatura) impulsa un proyecto para crear una especie de junta promotora y administradora de fondos que tendrá a su cargo el mantenimiento de esos mismos caminos.

Hoy, tal manutención la efectúan los municipios y comunas en cuyas jurisdicciones se hallan dichas trazas con fondos provenientes de tasas que aplican sobre los camiones que circulan en ellas. Precisamente, la iniciativa de Garibay es imponer una ley para que esos ingresos, hoy tributos municipales y comunales, pasen a mano de una comisión que tendrá a su cargo la misma misión que esos municipios y comunas realizan; ergo, no genera nada nuevo ni asegura su pavimentación y/o repavimentación ni ampliación, sólo “administración”.

Los intendentes y presidentes comunales pusieron el grito en el cielo al enterarse de tal propuesta, y desde el Foro de Localidades Portuarias de Santa Fe rechazaron terminantemente la propuesta, la tildaron de “inconstitucional” y criticaron la intención de “adueñarse” de tributos municipales y comunales para delegarlos a un “privado”.

la explicación a esa última calificación es porque el proyecto de ley dispone la creación de Comités de Cuenca Hídrica que integrarán agropecuarios.

Además de los caminos de acceso a las terminales portuarias, el proyecto también alude a los caminos rurales y a las tasas que los municipios y comunas cobran por dicho mantenimiento.

Por el momento, las administraciones de cada ciudad y pueblo en cuestión ya han adelantado que no dejarán que les quiten esas tasas tributarias y descalificaron abiertamente la iniciativa de Garibay, quien tras proponerla como un proyecto de ley jamás se le escuchó decir una sola palabra explicativa sobre sus objetivos.

De más está decir que estos intendentes y presidentes comunales involucrados, entre ellos los de Timbúes, Puerto San Martín, San Lorenzo, Villa G. Gálvez, Arroyo seco, General Lagos, Luis Palacios y otros tantos más, están que trinan.

 

 

Comentarios