Ferrari 458 Italia, la máquina deportiva que chocó Arturo Vidal

Arturo Vidal se quiso dar un gusto. Y por eso eligió uno de los modelos más exclusivos de la ya exclusiva marca Ferrari. Para pasear a altísima velocidad por las calles de Santiago de Chile, el jugador de la Juventus se compró una Ferrari 458 Italia, una versión de 2009 ganadora de múltiples premios.


El “multipremiado” modelo -tal como es presentado por la propia marca en su sitio oficial- posee un poderosísimo motor trasero V8 que recibió la distinción como el de “mejores prestaciones“. Con una cilindrada total de 4497 cm3 y una potencia de 570 CV a 9000 revoluciones por minuto, este “cavallino” alcanza una velocidad máxima de 325 kilómetros por hora y una aceleración de cero a 100 km/h en 3,4 segundos.
Con siete marchas y la potencia señalada, este modelo -como la mayoría de los ofrecidos por la marca italiana- no puede ser conducido por cualquiera. Es por eso que Ferrari ofrece clínicas de manejo para poder “domar” uno de sus automóvilesSe desconoce si el gran jugador chileno participó de esas clases.
Según consigna la propia marca de superlujo, la “arquitectura” del 458 Italia “se ha diseñado para alcanzar regímenes de giro de hasta 9.000 rpm, desconocidos hasta ahora en un vehículo de calle“. ¿Sabría Vidal a la maquinaria perfecta pero peligrosa a la que se subía?. “Una contribución fundamental a la innovación tecnológica en el 458 Italia es la aplicación del cambio F1 de doble embrague con 7 marchas, capaz de garantizar un aumento de prestaciones y a la vez un mayor confort de marcha“.
Una de las innovaciones técnicas que Ferrari colocó en esta versión es el del “control del vehículo“. “En especial, se han puesto a punto nuevas estrategias de Power On (fase de salida de la curva) para el diferencial electrónico, integradas con el F1-Trac, y una evolución de la interacción en el funcionamiento de ambos sistemas, conectado con estrategias de gestión del ABS deportivo, específicas para superficies de alta adherencia“.

 

Comentarios