Fervor popular y mucho color en el Bicentenario del Combate

Aunque en la memoria colectiva se destaca la Carga de Caballería, fueron muchos los momentos inolvidables que quedarán de los festejos por los 200 años del Combate. Uno de los principales: la inauguración del Monumento al General San Martín.


Según dijo la policía local, 50.000 personas colmaron el Campo de la Gloria y sus inmediaciones este domingo. Dato que puede comprobarse dado que al menos en manzanas a la redonda no había lugar para estacionar.

El color del acto una vez más lo puso la gente, que llegó al Campo de la Gloria vestida de fiesta. Muchos llegaron con sus reposeras y con el mate, mientras que la mayoría trató de ocupar un lugar en las gradas. Gradas que empezar a albergar gente a las 15.30, cuatro horas antes del horario previsto para el inicio de los actos.

Uno de los momentos más emotivos se registró el sábado, con la inauguración del Monumento al General José de San Martín. Claramente emocionado, el vecino local Alfredo Leonangeli, al frente de la Comisión pro Monumento a San Martín, le dio la bienvenida a los presentes y agradeció la confianza recibida para encabezar este sueño, además del hecho de llegar a este gran momento. “Misión cumplida”, dijo el vecino mirando al cielo, hablándole al mismísimo general San Martín.

“Es un hecho histórico. La idea la llevó a cabo el intendente (Raimundo) después de ver como esta idea se fue postergando durante decenas de años. Para este lugar esto era algo postergado y no podía ser que San Lorenzo no haya tenido un monumento como este”, señaló Fernando Pugliese, escultor y creador de la estatua del Libertador.

Mucho color también le aportó el Pericón Nacional, trabajo que se llevó adelante gracias a las profesoras locales Marcela Olloco, Miriam Dóccolla y Gladys Choque. Las tres, acompañadas de 70 parejas integradas por vecinos de la ciudad y la región, encararon un baile que quedará grabado en la retina de todos.

Y todavía quedaba otra emoción; la que llegó con el ballet a caballo de las Amazonas salteñas, quienes deslumbraron son su destreza de galope y baile a los miles de presentes. Al ritmo del paso peruano, varias parejas de caballos bailaron comandados por estas heroicas mujeres salteñas que llegaron a San Lorenzo acompañadas por la fuerza y la bravura del General Güemes.

La última emoción llegó desde el Convento San Carlos cuando el cielo se iluminó con un espectacular show de fuegos artificiales que duró más de 15 minutos. La gente, que no podía dejar de mirar, rompió en aplausos para darle fin a una fiesta que quedará en la memoria de todos.

Comentarios