Juego clandestino

Fiscales que investigan a Traferri niegan que hayan pinchado su teléfonos

Además, observaron la falta de compromiso del arco político por no defender el libre funcionamiento de la justicia. "Es llamativo el silencio de muchos sectores políticos", indicaron


Luego que senador Armando Traferri le pidió a la Legislatura que investigue a los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Piettra por espionaje ilegal, los funcionarios judiciales salieron al cruce y dijeron que la investigación en su contra no se basa en escuchas y reclamaron el respaldo político de diferentes sectores para defender su trabajo.

El legislador sanlorencino dijo que antes, durante y después del rechazado pedido de desafuero pesquisaron los datos de tráfico de su celular «de uso oficial sin autorización judicial».

Al respecto, Edery sostuvo que la causa judicial por juego clandestino, que tiene a Traferri como involucrado, no está basada en escuchas telefónicas.  “En la causa por corrupción de Traferri no hay escuchas. No es una causa basada en escuchas. Nada de lo que dice la denuncia fue ilegal. Estamos muy tranquilos. Es la cuarta o quinta denuncia en nuestra contra. Estamos muy tranquilos” sostuvo.

El fiscal admitió que se pidió información a una empresa de telefonía por el tráfico, el movimiento del mismo y su impacto en las antenas, pero que no tuvieron acceso al teléfono.

“Jamás se avanzó en la intimidad del senador. En nuestra investigación no hubo escuchas”, ratificó. Y sostuvo que hay un ataque sistemático «de Traferri contra la justicia» y que es “llamativo el silencio de muchos sectores políticos que no pertenecen a su entorno».

«Queremos que Traferri se anime a sentarse delante de un juez y que sea un juez el que diga si hay alguna cuestión fuera de la ley».

Por su parte Luis Schiappa Pietra expresó que la denuncia del senador “lo tomamos como una más de las tantas maniobras para intervenir el normal desarrollo de una investigación penal; uno más de los tantos panfletos, las formulaciones que menciona son impresentables”.

«Es la cuarta o quinta denuncia que hace contra nosotros”, recordó.

«Esto excede lo razonablemente tolerable, hay un nivel de obstaculización del normal desarrollo de una investigación que debería ser advertido por todo el arco político y llamar a la reflexión”, concluyó.

Fuente: El Ciudadano

Comentarios