Capitán Bermúdez

Flojito de papeles, se resistió a que le lleven la chata. «De acá no me baja nadie»

"Llamá a quién quieras. Al fiscal decile que hable conmigo que yo no me bajo ni entrego la chata a nadie". Al rosarino de 36 años lo tuvo que bajar la fuerza pública para que le remitan el utilitario al corralón municipal.


Un rosarino de 36 años resultó demorado en la Comisaría 2° y terminó con una causa judicial por desobediencia a la autoridad. En un control de tránsito realizado ayer en Capitán Bermúdez, se negó a que le remitan la chata al corralón y luego de un rato largo de tensión y deliberaciones, tuvieron que bajarlo a través de la fuerza pública, indicaron.

Personal de Tránsito de la Municipalidad solicitó colaboración a la Policía cuando un repartidor se negó a la remisión de su vehículo al corralón municipal de Capitán Bermúdez.

En el operativo que se realizaba en avenida San Lorenzo entre Rosario y Santa Fe, el conductor manifestó: «de acá no me baja nadie y no llevo la chata a ningún lado».

El infractor fue por más. «Llamá a quién quieras. Al fiscal decile que hable conmigo que yo no me bajo ni entrego la chata a nadie». La situación motivó el uso de la fuerza mínima para bajar al conductor del rodado y que personal municipal tome posesión del vehículo para la remisión.

El fiscal Juan Ledesma ordenó que se le formule causa por el delito de desobediencia a la autoridad, se constate el domicilio y de no tener impedimento legal recupere su libertad, el rodado sea remitido por Tránsito Municipal, y el material que transporta (bultos cerrados a distribuir del Correo Argentino sucursal Granadero Baigorria), sea entregado para su traslado a destino.

Comentarios