Francisco fue elegido el personaje del año por la revista Time

El argentino ocupa la portada que el año pasado tocó al presidente de los EEUU, Barack Obama. "Cambió la percepción de una de las instituciones más grandes del mundo", dijo la revista sobre el Sumo Pontífice


La revista Time nombró al papa Franciso como personalidad del año en 2013, al destacar que desde su llegada al Vaticano cambió “el tono, la percepción y el enfoque de una de las instituciones más grandes del mundo”.

Detrás del papa Francisco se ubicó el exconsultor de la NSA, el estadounidense Edward Snowden, que reveló el programa secreto de espionaje del gobierno de su país.

“Tomó el nombre de un santo humilde y llamó a ‘sanear’ la Iglesia. Es el primer Papa no europeo en 1.200 años y quiere transformar un lugar que mide los cambios en siglos”, escribió la revista en su portal.

“Pocas veces un nuevo actor en el escenario mundial ha captado tanta atención tan rápido –de jóvenes y viejos, creyentes y cínicos– como lo ha hecho el Papa Francisco. En sus nueve meses en el trono, Francisco se ha puesto en el centro mismo de las principales conversaciones de nuestra época: sobre riqueza y pobreza, imparcialidad y justicia, transparencia, modernidad, globalización, el rol de la mujer, la naturaleza del matrimonio, las tentaciones del poder”, escribió la revista Time.

La publicación rescata que Francisco ha impulsado cambios “sin ejército ni armas, sin un reino más allá de un pequeño pedazo de tierra en el centro de Roma (…) para plantear un desafío”. “El púlpito de Francisco es visible hasta el confín de la Tierra. Cuando besa la cara de un hombre desfigurado o lava los pies de una mujer musulmana, la imagen resuena mucho más allá de los límites de la Iglesia Católica“, dice Time.

Esta es la tercera portada que Time dedica a Francisco. La primera fue el 25 de marzo, cuando Jorge Bergoglio fue elegido Papa. El título fue “Papa del Nuevo Mundo”, en homenaje a su origen americano. La segunda se publicó el 29 de julio bajo el título “El Papa de la gente”. Entonces Francisco ya había dado muestras de un estilo único y renovador. La última es la que dedica al personaje del año.

Luego de considerar a la Iglesia como una organización carcomida por la “corrupción, los escándalos, la escasez de sacerdotes y la competencia”, Francisco “ha hecho algo notable: no cambió las palabras, pero cambió la música”,escribe la revista en sus argumentos a favor de la elección de Francisco como personaje del año.

“El tono y temperamento pesan en una iglesia construida sobre la sustancia de los símbolos —pan y vino, cuerpo y sangre—, y por lo tanto es un error desestimar las elecciones simbólicas de cualquier Papa como gestos que carecen de la fuerza de la ley“, opinó Time.

Luego enumera uno a uno esos “gestos” papales de alto impacto: “No vive en el palacio papal rodeado de cortesanos sino que en una austera residencia con peregrinos. Reza todo el tiempo, incluso cuando espera a que lo atienda el dentista. Sacó de circulación el Mercedes papal y lo reemplazó por un Ford Focus con algunos rasguños. No usa zapatos rojos ni sotanas lujosas, lleva en el cuello una cruz de hierro en lugar de una de oro. Cuando rechaza la pompa y los privilegios, revela por primera vez las finanzas del Vaticano, reprende a un arzobispo alemán por derrochador, llama por teléfono a desconocidos en apuros, y ofrece bautizar al bebé de una mujer divorciada cuyo amante casado quería que abortara, está haciendo más que convertirse en un ejemplo de compasión y transparencia”.

Dos papas precedieron a Francisco como Hombre del Año en Times. El primero fue Juan XXIII en 1962. En apenas cinco años de pontificado tuvo un papel fuerte como renovador pero también como pacifista, al intervenir en la crisis de los misiles entre Estados Unidos, Cuba y la Unión Soviética. En 1994, el venerado Juan Pablo II puso el siguiente mojón. Habían pasado 16 años desde que asumiera la conducción del Vaticano, que duraría 11 años más.

Francisco “está aceptando la complejidad y admitiendo el riesgo de que una iglesia obsesionada con sus propios derechos y su virtud puede provocar más heridas de las que sana. Cuando se le pregunta por qué no parece interesado en librar una guerra cultural, hace referencia al campo de batalla. La Iglesia es un hospital de campaña, dice. Nuestro primer deber es asistir a los heridos. Uno no le pregunta a un hombre que está sangrando cuál es su nivel de colesterol”, escribe Time.

Para la revista, Francisco se ha convertido en una “especie de estrella de rock”. Y recordó los “más de 3 millones de personas llegaron a la playa de Copacabana en Río de Janeiro el pasado julio para verlo”. “Las multitudes en la Plaza de San Pedro están eufóricas y los souvenir se venden en números récord. Francesco es el nombre masculino más popular entre los bebés en Italia. Las iglesias reportan un “efecto Francisco” de católicos no practicantes que han regresado a misa y han vuelto a confesarse”, enumera Time.

Cuando compara a Francisco con su antecesor, la revista dice que Benedicto XVI “no tuvo la oportunidad de magnificar el mensaje de la Iglesia y su poder para hacer el bien”.

Time aborda también la relación de Francisco con la “prensa laica”. “Ha usado hábilmente la fascinación de los medios para llamar la atención sobre muchos temas, desde sus plegarias por la paz en Siria hasta su punzante ataque a la economía del goteo, lo que inspiró a Jesse Jackson a compararlo con Martin Luther King y a Rush Limbaugh a preguntar si es marxista”, escribe.

Time resalta que Francisco ha tenido también ideas renovadoras en relación al aborto y la castidad de los sacerdotes.“Nada de esto vuelve liberal a Francisco, quien también afirma que un cuerpo de sacerdotes exclusivamente masculino no está en discusión, como tampoco el aborto, ni la definición del matrimonio”, argumenta.

Sobre su doctrina a favor de los pobres, Time dice que Francisco es “Teddy Roosevelt protegiendo al capitalismo de sus propios excesos (…). Y eso puede ser especialmente importante cuando lo dice el primer Papa del Nuevo Mundo. Hace un siglo, la mayoría de los católicos vivía en Europa; hoy menos de un cuarto reside allí, y cómo sea escuchado en los países donde ser gay es un crimen y las mujeres en puestos de liderazgo una herejía podría tener el poder de transformar culturas en las que el catolicismo es una fuerza en alza y potencialmente liberadora”.

Francisco, para Time, es “una nueva voz de la conciencia” que “molesta” a “liberales y conservadores”. “¿Que este líder carismático dice cosas que ellos creen que es necesario decir o que también dice otras que preferirían no escuchar?”, se pregunta.

“El corazón es un músculo fuerte y Francisco propone un riguroso régimen de ejercicio. En un período muy breve, una audiencia amplia, global y ecuménica ha mostrado ansias de seguirlo. Por haber trasladado el pontificado del palacio a las calles, comprometer a la mayor religión del mundo a enfrentar sus necesidades más profundas y equilibrar el juicio con la misericordia, el Papa Francisco es la Persona del Año 2013 de TIME”, concluye la publicación

Comentarios