Funcionario resultó «golpeado» en movilización popular y calificó como «horda descontrolada» a agresores

Ayer, Timbúes fue centro de un lunes "caliente". Cerca de doscientos vecinos se convocaron para reclamar por más seguridad urbana. El secretario de Seguridad local llegó y resultó "agredido físicamente", de acuerdo a su versión. "Fue una manipulación política", expresó.


Ayer, la plaza principal de Timbúes, fue el punto de concentración de unas doscientas personas que se movilizaron para reclamar por más seguridad urbana. El domingo, esta localidad fue centro de un nuevo asalto que acabó con la paciencia de sus habitantes, que decidieron autoconvocar esta marcha en la que apuntaron al personal policial de la comisaría 9º y al presidente comunal Amara González, y a su secretario de Seguridad, Alfredo Olivera.

Cuando este último se acercó hasta la manifestación con intención de aportar explicaciones al trabajo que desarrolla al frente de la Guardia Urbana, fue agredido. Así lo aseveró el funcionario.

«Era una horda descontrolada», calificó a los manifestantes que lo golpearon apenas arribó a ese lugar, expresó. Y agregó que la causa de dicha movilización «fue una manipulación política».

En la vereda de enfrente, los vecinos que reclamaban por más seguridad, identificaron a las autoridades locales como responsable del mal momento por el que atraviesan. “Hay responsables que se tienen que ocupar del tema y se hacen los distraídos”, reflejó uno de ellos, mientras que otro, indicó: “Estamos cansados de la inseguridad, Timbues era un pueblo tranquilo y ahora hay que encerrarse con llave, queremos seguridad y esto no tiene nada que ver con la política”.

Comentarios