Giustiniani abrió cruzada para que el celular sea servicio público y pidió “tarifas justas”

“Se debe pagar por lo que se consume. Hay un abuso por parte de las compañías en la facturación del consumo del servicio y esto debe ser modificado”, subrayó el edil


Esta mañana el Concejo de Rosario fue sede de la apertura de las jornadas “La telefonía celular como servicio público” que contó con la presencia del presidente del Palacio Vasallo Miguel Zamarini, el diputado nacional Carlos Comi (Coalición Cívica), el senador nacional Rubén Giustiniani (Partido Socialista) y el titular del Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria (CESyAC), Juan Marcos Aviano.

“Se debe pagar por lo que se consume. Hay un abuso por parte de las compañías en la facturación del consumo del servicio y esto debe ser modificado”, subrayó Giustiniani en referencia al fraccionamiento por minutos que las compañías telefónicas realizan. “Si se habla durante 1minuto y 1 segundo, no se debe pagar por 2 minutos” ejemplificó.

“La telefonía celular paga tarifas altas y mal fraccionadas porque no ha sido declarada servicio público” afirmó el legislador santafesino y recordó que en el Congreso existen iniciativas de todos los bloques políticos que reclaman en este sentido.

En el país la cantidad de aparatos de teléfonos celulares supera ampliamente a la telefonía fija. Además “en los últimos tres años los reclamos vinculados a la telefonía celular están a la cabeza de las denuncias de los consumidores, esto es un indicador que el sistema tiene que estar regulado como si fuera un servicio público” finalizó Giustiniani.

Carlos Comi, autor de proyectos con este fin en la Legislatura junto a Giustiniani dijo pidió un mayor compromiso al ejecutivo nacional. “La telefonía celular es un tema tabú para quienes gobiernan. Han pasado muchos años de gestión y no existe un sólo avance al respecto”, consideró.

“Estamos ante un tema muy profundo que afecta intereses económicos gigantescos. Es inadmisible que 7 millones de líneas de telefonía fija sean un servicio público y 57 millones de líneas celulares no”, argumentó, para luego concluir: “Ninguna otra actividad genera tantas ganancias como las que obtienen las empresas de telefonía celular”.

Por último, Juan Marcos Aviano, cuyo organismo se especializa en materias inherentes a los consumidores, sostuvo que existe una “relación conflictiva” entre la Ley de Telefonía Móvil y la de Defensa al Consumidor.

Asimismo, destacó los incumplimientos más comunes de las empresas, entre las que sobresalen la publicidad engañosa, la atención en los reclamos, las ofertas, contratos de adhesión, tarifas de abonos y tarjetas, entre otras. “Muchas veces nos mienten o directamente nos engañan a la hora de contratar el servicio con planes que jamás se cumplen”, indicó.

Los tres disertantes coincidieron en la necesidad de regular la telefonía celular como un servicio público para mejorar la calidad y ajustar los precios e insistieron en el destrato de las compañías telefónicas hacia sus usuarios, a las que calificaron como “una verdadera falta de respeto”.

La concurrencia fue nutrida y además se hicieron presentes, entre otros, el delegado en Rosario de la Comisión Nacional de Comunicaciones, Dr. Iván Durigón, los concejales Roberto Sukerman, Osvaldo Miatello, Pablo Colono y Oscar Greppi, la directora del Instituto de Previsión Social de la Municipalidad de Rosario, Susana Romano y diputada nacional mandato cumplido, Silvia Augsburger, entre otros.

Fuente: Agencia fe

Comentarios