Gobierno anuló licitación y estatiza frecuencias de telefonía móvil

El Ministerio de Planificación resolvió dejar sin efecto la licitación de frecuencias destinadas a adjudicación de servicios de comunicaciones personales y radiocomunicaciones, prevista en la Resolución 57/11.


En una conferencia de prensa desde el Ministerio de Economía, se anunció que luego de la evaluación de las ofertas se decidió dejar sin efecto el concurso público “por razones de oportunidad, merito y conveniencia”.

El ministro de Planificación, Julio De Vido, explicó que la empresa Arsat explotará las frecuencias cuya licitación fue anulada hoy. “Definiremos de qué manera vamos a llevar adelante la explotación de estas frecuencias cuya rentabilidad va a quedar para todos los argentinos a través de Arsat”

“Vamos a tener casi un 25% de las asignaciones 3G”, dijo el Ministro de Planificación, quien especificó que la estatal podrá llevar a cabo él mismo las prestaciones o a través de terceros.

De aquí a quince días se deben “elaborar mecanismos para que las frecuencias sean asignadas a Arsat en radiodifusión, telecomunicación e Internet”, expresó De Vido.

También explicó que habrá participación de cooperativas y pymes del interior. “hasta ahora hubiera sido imposible que siquiera soñaran prestar telefonía celular, que es la parte del negocio que tiene mayor rentabilidad”, sostuvo.

“Cuando se convocó el concurso público para el uso de frecuencias se procuró fomentar la competencia entre operadores”, dijo De Vido y agregó: “uno no podía entregar una licencia a quien no declare solvencia ni a quienes no nos confirmaran competencia en el mercado”.

Con esta justificación quedaron afuera las empresas, Nextel, Multitrunk, del grupo Roggio, Telecom, y Superfone, vinculado al grupo Vila-Manzano, que “no llegaban a la altura de la convocatoria”.

Además señaló que la empresa Claro era la única “en condiciones patrimoniales” para obtener la adjudicación, pero que otorgar la frecuencia a un solo oferente “hubiera sido un proceso de concentración y los argentinos estamos hartos de los monopolios”.

No obstante declaró que “en el caso de Telefónica y Telecom vamos a seguir trabajando porque nos preocupa. Queremos que la competencia sea lo que prime y no la concentración”, y aclaró que “no hay un problema con la actividad privada”.

Además, el titular a cargo de la cartera de Planificación dijo que el Gobierno se propone trabajar con 4G y que “el servicio es rentable”.

Por último, invitó a trabajar en conjunto a los trabajadores del sector, empresarios y consumidores para desarrollar y avanzar en la oferta de servicios.

Comentarios