Gobierno cumplió con pagó a gendarmes y prefectos, pero la protesta sigue

Tras una jornada intensa de protestas y negociaciones, el Gobierno informó que depositó los salarios de gendarmes y prefectos tal cual lo había anunciado ayer el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina.


El Ministerio de Seguridad de la Nación informó que los agentes de Gendarmería Nacional ya tienen depositados sus sueldos, con el mismo monto que el que habían percibido el mes pasado, y que el personal de Prefectura también recibió las sumas compensatorias para equiparar sus salarios con los correspondientes a agosto.

“De acuerdo a lo anunciado en el día de ayer por el Jefe de Gabinete de Ministros, se procedió a depositar en las cuentas de los agentes de Gendarmería Nacional los haberes correspondientes a septiembre, los cuales han sido liquidados en función de los niveles salariales vigentes a agosto”, informó el Ministerio de Seguridad a través de un comunicado.

En tanto, en otro texto, consigna que también “se procedió a depositar los complementos surgidos de la diferencia entre lo percibido en agosto y lo actual en los haberes de la Prefectura Naval Argentina”.

De este modo, quedó efectivizado lo anunciado ayer al mediodía por el jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manuel Abal Medina, acompañado por la ministra de Seguridad, Nilda Garré, el titular del Palacio de Hacienda, Hernán Lorenzino, y el secretario de Finanzas, Juan Carlos Pezoa.

En uno de los comunicados difundidos esta mañana, el Ministerio de Seguridad detalla que “se depositaron los haberes a los 32.253 gendarmes aplicando los mismos parámetros vigentes a agosto, con las altas y bajas de conceptos administrativos producidas durante septiembre, y en función de las particularidades de cada agente”.

En tanto, en el otro, referido al pago compensatorio realizado al personal de Prefectura, precisa que “a los agentes cuyos sueldos netos hayan sido en agosto iguales o menores a 12.500 pesos y que les hubieran liquidado una suma menor para septiembre, se procedió depositarles la diferencia hasta dicha suma”.

En este sentido, detalla que, “dado que el pago en este caso se canaliza aún a través de una institución financiera distinta al Banco de la Nación Argentina, unos 600 agentes (de Prefectura) percibirán sus haberes el viernes”.

En tanto, el Gobierno recibió esta madrugada un petitorio elaborado por personal de Prefectura Naval Argentina y Gendarmería que encabezan un inédito conflicto salarial y prometió estudiarlo, aunque la protesta de los uniformados continuará por lo menos hasta el próximo martes.

Luego de casi de cuatro horas de reunión, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, firmó el documento que le entregaron efectivos de Prefectura y Gendarmería y adelantó que analizarán los pedidos y darán una respuesta el martes al mediodía.

De acuerdo a lo informado en la asamblea realizada alrededor de las 5:00 de hoy en la puerta del edificio Guardacostas de la Prefectura, el gobierno nacional propuso darles una respuesta el martes al mediodía, pero ante esta posibilidad, prefectos y gendarmes resolvieron continuar con la medida de fuerza hasta entonces.

Asimismo, uno de los voceros de los gendarmes llamó a “liberar todos los puestos en el país”, incluso los de frontera y adelantó que analizan acampar frente al edificio Centinela hasta recibir una solución. “Necesitamos el decreto que diga que nuestro piso salarial es de $ 7.000. Si eso pasa a los 5 minutos están todos en sus puestos”, aseguró.

Ayer, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, anunció la decisión del Gobierno de que el personal de Gendarmería y Prefectura cobre “exactamente el mismo salario que el mes pasado”, y denunció que existieron irregularidades en la liquidación de haberes por lo que se abrió una investigación “interna y externa” para esclarecer lo ocurrido.

Por la mañana, el jefe de Gabinete recibió en su despacho de la Casa Rosada a la ministra de Seguridad, Nilda Garré, su par de Economía, Hernán Lorenzino y al secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, para analizar el decreto 1307/12 que fijó nuevas escalas y suplementos y les significó a algunos agentes una baja de “entre el 30 y 60 por ciento” en sus haberes.

En declaraciones a la prensa tras el encuentro, aseguró que existen “serias sospechas” de que, con la incorrecta liquidación de los haberes, los que más ganan dentro de la Prefectura pretendieron “usar a los de más abajo como carne de maniobra” para “mantener el privilegio de cobrar 70, 80, 90 ó 100 mil pesos todos los meses”.

En este sentido, garantizó que el Gobierno investigará “fuertemente por qué ocurrieron estas anomalías”, para lo cual inició “acciones internas” y probablemente también externas “para determinar quiénes han sido los responsables de esto y si fue por problemas administrativos o buscando generar un caos”.

Además, fundamentó en este hecho la decisión de que Prefectura y Gendarmería “no se autoliquiden más los salarios” y que, en cambio, sea “el Ministerio de Seguridad, con la asistencia del Ministerio de Economía el que va a liquidar los salarios” del personal de ambas fuerzas de seguridad.

El funcionario agregó que fue “francamente desastrosa” la aplicación que hizo la Prefectura de la normativa dictada por el Poder Ejecutivo, en línea con lo que había planteado en un fallo la Corte Suprema de Justicia, para “terminar con la distorsión” que existía en los salarios de esas fuerzas de seguridad.

Por la tarde, y ante la evidencia de que las primeras medidas no habían logrado desarticular la movilización de efectivos, Garré informó que se determinó “el pase a retiro” de 10 prefectos generales de la Prefectura Naval y de 10 comandantes generales de la Gendarmería Nacional. Tras la purga que alcanzó a 20 oficiales, designó al comandante general Enrique Alberto Zach al frente de Gendarmería y al prefecto general Luis Alberto Heiler como flamante titular de Prefectura Naval.

En una declaración en la cartera que conduce Garré anunció que se aceptaba la renuncia que habían elevado horas antes Héctor Schenone a cargo de Gendarmería y Oscar Arce a Prefectura.

Además, el Ministerio de Seguridad designó como nuevo Subjefe de la Gendarmería, en tanto, al comandante general Carlos José Pereyra, en reemplazo de Juan Obdulio Sainz y en la Prefectura Naval, el subjefe de la fuerza hasta la fecha, Enrique Cingolani, será reemplazado por el prefecto general Andrés Manuel Monzón.

 

Comentarios