Gran Rosario: desempleo estable y fuerte caída de la subocupación

La tasa de desocupación fue de 7,7 por ciento en el tercer trimestre. Es igual a la de un año atrás pero con un fuerte aumento de la oferta de trabajadores.


El mercado laboral en el Gran Rosario logró absorber a la mayoría de personas que se volcaron a buscar empleo entre el tercer trimestre de 2012 y el tercer trimestre de 2013. Por esto, el índice de desempleo que difundió ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) fue del 7,7 por ciento en la región. Pero la mayor sorpresa del informe sobre la situación laboral fue la fuerte caída del 25 por ciento del subempleo en el último año.

En números absolutos, la comparación interanual de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) expone que de las 32 mil personas que se sumaron a la población económicamente activa (618 mil), 31 mil encontraron trabajo entre julio-septiembre pasado comparado con el mismo período del año pasado, sumando 571 mil los puestos de trabajo en el Gran Rosario.

Las mejoras de cifras de empleo en la región permitirían inferir una mayor actividad económica desde el inicio del segundo semestre del año, en sectores de la industria, la construcción y los servicios.

A nivel nacional, el desempleo descendió al 6,8 por ciento en el tercer trimestre, lo cual significó una caída del 0,8 punto porcentual respecto de un año atrás (ver aparte).

En el Gran Rosario, la tasa de actividad creció hasta el 48,2 por ciento en el trimestre de julio a septiembre, desde el 45,9 por ciento de igual período del año pasado. Tuvo un leve retroceso del 48,6 por ciento, respecto del segundo trimestre de 2013.

Por su parte, la tasa de empleo creció al 44,5 por ciento respecto a un año atrás, cuando se ubicó en el 42,3 por ciento. Estuvo, en cambio, apenas una décima por abajo del 44,6 por ciento registrada en el segundo trimestre de 2013.

La desocupación, si bien se mantuvo sin cambios de forma internual en el 7,7 por ciento, bajó 0,5 punto porcentual respecto al segundo trimestre del año (8,2 por ciento).

En el caso de la subocupación, la tasa bajó del 9,5 por ciento en el tercer trimestre de 2012 al 6,5 por ciento en igual trimestre de este año. Incluso retrocedió respecto al período abril-junio (7,8 por ciento).

El subempleo se asocia en general a una menor calidad del trabajo. En los dos primeros meses de 2013 se mantuvo en niveles elevados, reflejando la “flexibilización” del mercado laboral frente a una menor actividad.

La caída de la subocupación en el tercer trimestre, aunque llamtiva por su magnitud, hablaría de una mejora en la calidad.

 

Comentarios