¿Y las autoridades?

Granadero Baigorria, la nueva “NarcoCiudad” del Cordón Industrial

En menos de una semana hubo tres asesinatos y tiroteos con selló típico del narcotráfico. Y encima, dos violentos molieron a trompadas y patadas a un anciano al que le diagnosticaron muerte cerebral


En sólo una semana, e incluso menos aún, Granadero Baigorria registró una cadena de sucesos violentos de tinte mafioso como no se recuerda.

Asesinatos, balaceras y golpizas compusieron los hechos que se sucedieron casi día tras día y que poseen un típicos sello narco.

Sea por una pelea territorial o por ajuste de cuentas, tres hombres fueron brutalmente asesinados, otro recibió un disparo en plena cara y un kiosko fue blanco de una desmedida balacera. Encima, dos violentos golpearon salvajemente y sin sentido a un anciano al que le diagnosticaron muerte cerebral.

Demasiados delitos para tan pocos días.

El domingo por la madrugada. un joven de 20 años estaba por entrar a su casa y dos sujetos lo balearon, impactando uno de los proyectiles en su cara. Quedó internado en Sala de Cuidados Reservados del hospital Eva Perón.

Hoy, un kiosko sito en calle Mitre al 700 fue blanco de una tremenda balacera que le propino desconocidos que huyeron del lugar; al menos, en esta ocasión nadie resultó herido.

El jueves cerca de la medianoche asesinaron a balazos a Marcelo “Coto” Medrano, reconocido barra brava de NOB, delante de su familia. El crimen lo llevaron a cabo dos sicarios.

El viernes, dos hampones, conocidos en el bajo mundo como Peca y Chupete, fueron fusilados en uno de los paredones del cementerio local.

Y como si fuera poco, dos violentos golpearon salvajemente, y sin sentido, a un anciano hasta dejarlo inconsciente. Ya internado le diagnosticaron muerte cerebral.

Los habitantes de esta ciudad, como la mayoría de las que integra el Cordón Industrial, no están habituados a semejante tipo de violencia. Y menos con el grado de perversidad con los que se cometieron estos últimos delitos, provocados por la mafia narcotraficante en menos de una semana.

Si bien hay detenidos por varios de estos sucesos, lo cierto es que también hubo muertos. Que las víctimas fatales hayan estado vinculadas también al narcotráfico es algo que la Justicia está investigando, Y si así se comprobara, ello no justifica la la virulencia con que se sucedieron estos hechos, pues bien pudo caer un inocente. Así sucedió esta madrugada en Rosario con la muerte de una nena de 14 años que lavaba los platos y que tuvo la mala suerte de estar en medio de una balacera entre narcos.

Grandero Baigorria ha tenido un importante crecimiento población durante la última década. Quizás desmedido. O mejor dicho, algo descontrolado. Si bien las autoridades municipales no poseen jurisdicción sobre la seguridad urbana, potestad reservada a la Provincia y a la Nación, si en cambio tienen responsabilidad sobre la contención social y cultural de su población.

Además, cabe decir que la actual administración que encabeza el intendente Adrián Maglia es la continuidad política de su antecesor, Alejandro Ramos, quienes en su conjunto hace casi 20 años que comandan los destinos de esta ciudad. Suficiente tiempo para determinar políticas de estado que contengan una violencia así.

Sacarle el lazo de encima evidencia el fracaso de una dirigencia que pasadas casi dos décadas no pudo prever una espiral narcoviolenta que era lógico que algún momento hiciese pie en Granadero Baigorria

 

Comentarios