"A la vista de todos"

Gremios del río denuncian falta de control en servicios brindados a las barcazas

Apuntan a que la Prefectura Naval local no atiende el reclamo. Tanto las embarcaciones, el pontón de salida y los operarios que conforman la logística de sus tareas, "lo hacen de manera clandestina", aseguraron


En medio de los reclamos que los gremios del río vienen sosteniendo para que se intensifiquen los controles en los buques que ingresan desde el exterior y atracan en los puertos locales, en prevención al avance del coronavirus, ahora denunciaron una situación que, aseguran, sucede a diario, a la vista de todos y de la que las fuerzas de seguridad, ignoran, aunque sepan lo que sucede.

¿De qué se trata tal enigma?

Según lo indicado a SL24, los servicios que se brindan a los remolcadores y las barcazas atracadas en el kilómetro 456 y 458 del río Paraná, en la zona de islas y frente a T6 (como para citar una referencia de su ubicación) “se efectúa de manera clandestina”, aseguraron.

Para más detalles, los sindicalistas explicaron que es habitual la salida de lanchas desde la denominada “Bajada de Nidera”, acceso al río Paraná situado a la par del hoy puerto de Cofco, en Puerto San Martín. “Son embarcaciones con operarios que se dirigen hasta las islas, a asistir a los remolcadores”, y que según ellos no están registrados, al igual que la lancha que los transporta y mucho menos, ese sitio al que se lo utiliza como pontón.

“Prefectura Naval sabe de ello, todo el mundo que está vinculado a la actividad comercial del río lo conoce, pero no se hace nada”, indicaron.

La mención tiene su sustento en las gestiones que se llevan adelante para prevenir al coronavirus. que en este caso, es obvio que no se practica porque, oficialmente, esos traslados no existen. Aunque la realidad demuestre lo contrario.

El tránsito de remolcadores y barcazas por la hidrovía del Paraná es bastante intenso, y el tráfico principal es el que proviene (y regresa) desde el Paraguay.

Los números, según los gremios, están compuestos por uno 10 remolcadores y 200 barcazas, en promedio, concentrados diariamente alrededor de los puertos locales.

En la zona de islas indicada, se amarran las barcazas para separarlas según el muelle que tengan por destino, y luego son reamadas en convoyes para emprender su regreso por un remolcador.

Los servicios que reciben estas firmas cuyos remolcadores poseen en su mayoría banderas paraguayas, son brindados por personal de la zona, contratado por empresas que, según esta denuncia, no cumple con las medidas de seguridad requeridas.

De mínima, hay algo que los gremialistas aducen y no tiene discusión: el único pontón habilitado en Puerto San Martín para la salida y regreso de embarcaciones vinculadas a servicios laborales es el que está situado en el puerto municipal.

A pesar de ello, y de las advertencias que estos sindicatos le hicieron al titular de la Prefectura Naval local, la fuerza de seguridad sigue sin actuar y, por ende, se permite su clandestinidad. Aunque sea a la vista de todos…

Comentarios