Fuerte interna familiar

Habló una de las personas que más conoce a Pablo Lescano: recaída en las adicciones

La periodista Mercedes Cordero confirmó que el artista debió ser internado en una clínica de rehabilitación de la zona de Tortuguitas. El raid previo, al detalle


Las alarmas se encendieron a comienzos de este mes, cuando la productora Impronta Music lanzó un comunicado anunciando que el show que Pablo Lescano tenía previsto brindar en Lomas de Zamora se encontraba suspendido “por razones de salud”, sin dar mayores precisiones al respecto.

Claro que este no fue el único recital que el músico se vio obligado a cancelar. Sin ir más lejos, el fin de semana del 18 al 20 de octubre pasado ya había levantado cuatro shows que tenía que dar ese sábado y, aunque ya la productora había anticipado que tampoco llegaría a cumplir con su compromiso del domingo 21, finalmente se presentó en Pinar de Rocha.

Sin embargo, seguramente ninguno de los presentes aquella noche sospechaban que esa sería la última vez que el líder de Damas Gratis cantaría en vivo hasta el día de hoy, donde todo a su alrededor es hermetismo y rumores.

Por eso, Teleshow se comunicó con Mercedes Cordero, una periodista que conoce al músico desde sus comienzos en la movida tropical. Se trata de una de las personas que más sabe del universo alrededor de uno de los artistas más populares de la escena nacional. Y que este martes en el programa Los ángeles de la mañana, El Trece, adelantó detalles sobre la salud del músico.

“Pablo está internado porque tiene un problema de adicción, nadie está descubriendo la pólvora con esto. Lo que yo quería era dar un pasito más y contar qué hay detrás de un problema de adicción, en su caso una interna familiar tremenda. La información que yo tengo es que está en un centro de rehabilitación en Tortuguitas”, expresó Mercedes, para luego hacer una suerte de reconstrucción de cómo fueron las horas previas a su internación.

“El viernes 18 a la noche Pablo salió con la mujer y un matrimonio amigo, cuando volvieron en la camioneta de vuelta para su casa se pelearon. El sábado 19 levanta cuatro shows, domingo 20 él se va a Tropitango solo, y ahí es donde peligra el show del 21. Al final cumplió, eso también hay que decirlo: a las 3 de la mañana llegó, tocó, y esa fue la última presentación en vivo”, recordó.

“Yo lo vi: el show duró más o menos 20 minutos, lo de siempre. El tipo estuvo encerrado en un camarín, muy hermético; lo tenían como bloqueado. En ese sentido fue profesional: el que lo veía en el show no tenía la sensación de que a los cinco minutos lo iban a internar”, agregó. “De ahí se tramitó toda la internación. Estuvo dos días internado, abandonó el tratamiento, se volvió a internar nuevamente y ahora sigue internado”, aclaró Cordero, quien sostuvo que hay detalles que le hacen pensar que se trata de una “desintoxicación express”, según la definió.

“Yo lo que sé es que tiene fechas tomadas, comprometidas para shows. A partir del 23 de noviembre hay cuatro fechas que no están canceladas, y en el comunicado que mandó Impronta hablan del 20 de noviembre. Con lo cual, para mí esto va a ser como una desintoxicación express, porque las fechas del 22, 23, a partir de esa fecha no están canceladas. Por otro lado, para muchos de esos shows se da una seña del 50 por ciento, que se la queda el artista. Entonces, ahí también existe un interrogante: hay mucha plata que quedó colgada”, remarcó la periodista, para luego hacer hincapié en la fuerte interna familiar que vive el artista desde hace años.

“Ella -en alusión a su mujer, Cecilia Calafell- lo quiso sacar del entorno. Él vivía en un barrio de San Fernando y lo llevó a un barrio cerrado, más protegido. Es como si fuera algo de clase, no porque ella sea high class, sino por el hecho de sacarlo del barrio”, afirmó en relación a esa suerte de grieta que existe principalmente entre su esposa y su hermana, Romina Lescano. “Si tenés una interna familiar terrible, donde además él trabaja con la hermana, tenés todos los días en la cara problemas”, dijo Cordero, para luego hablar sobre la relación con quien es su mujer desde hace casi dos décadas.

“Lescano está con quien es su esposa hace 18 años; tampoco es una mujer que conoció hace diez minutos. Yo tengo entendido que por parte de la señora siempre lo acompañó y lo bancó. También es cierto que ellos tuvieron crisis, momentos en los que estuvieron separados. Él tiene una profesión muy expuesta, no estoy hablando solamente de adicciones, sino de mujeres que se te acercan, sabemos cómo es. Pero hace muchísimos años que están juntos y siguen juntos”.

A su vez, Cordero afirmó desconocer que haya existido algún episodio de violencia de género. “Yo no manejo información de que haya habido violencia física entre ellos, sí tienen discusiones como cualquier pareja”, comentó Mercedes, quien supo conocer a Pablo Lescano cuando aún nadie imaginaba que se iba a llegar a convertir en la estrella que es hoy. “A Pablo lo he visto muchísimas veces personalmente. Mi primer laburo fue en una radio de bailanta y le hice una entrevista 20 años atrás, cuando recién arrancaba: no era el Pablo Lescano que conocemos ahora, era un pibe que recién arrancaba, y nunca lo he visto desbordado, destruido, que no pudiera hablar. Si dijera eso estaría faltando a la verdad”.

Comentarios