Hidrovía

Hidrovía: Tras descolorida gestión, Sujarchuk se aleja del ente

El intendente de Escobar dejó la conducción del ECOVINA y pasa al Ministerio de Economía. Se fue sin elaborar los pliegos para la nueva licitación del corredor


Ariel Sujarchuk, Alexis Guerrera y Alberto Fernández

A solo tres días de que se conociera la extensión por anticipado de la concesión estatal de la hidrovía a la Administración General de Puertos (AGP), el Ente Nacional de Control y Gestión de la Vía Navegable (ECOVINA) se quedó sin presidente.

Ariel Sujarchuk—el intendente de Escobar en uso de licencia que había desembarcado al frente del organismo de control a mediados de diciembre pasado–renunció al cargo para sumarse al equipo de colaboradores que secundará al nuevo ministro de Economía, Sergio Massa.

Sujarchuk dejó su puesto en el ente específico– al cual había llegado sin ninguna clase de antecedentes, ni conocimientos del sector—para asumir como nuevo timonel de la “Secretaría de Economía del Conocimiento”, dentro de la órbita de la recargada cartera económica de Massa que absorbió a los ex ministerios de Agricultura y Desarrollo Productivo.

Tras haber sido designado por cuestiones políticas, el arribo de Sujarchuk al ECOVINA a fines de 2021 había generado un marcado microclima de incertidumbre entre los principales actores portuarios, navieros y agroexportadores del sector, que vieron con preocupación su falta de experiencia para ocupar el cargo.  

Cuando esperaban que el primer presidente del ECOVINA fuera un profesional capacitado en la materia, tal como lo había prometido inicialmente el ministerio de Transporte, se encontraron con el nombramiento oficial de un intendente del Conurbano que, en vez de dejar ese puesto y dedicarse a pleno a su nuevo cargo, optó por pedir una licencia transitoria para no perder por completo el sillón municipal.

Sujarchuk llegó al ECOVINA con el objetivo de concretar dos tareas relevantes: la elaboración de los pliegos y el llamado a licitación pública internacional para definir al concesionario privado que se hará cargo de la hidrovía hasta el 2037.

Ese proceso licitatorio debía haber estado concluido y adjudicado antes de septiembre de 2022 para que pudiera empalmar con la finalización de la concesión transitoria de la hidrovía que había sido asignada a la AGP.

Pero, en los casi 8 meses que estuvo al mando del ente de control y gestión, Sujarchuk no logró ningún avance concreto y tanto la redacción de los pliegos, como el proceso licitatorio de la nueva concesión se mantienen en el limbo y sin una fecha cierta de concreción.

De hecho, esa falta de resultados de Surjarchuk al mando del ECOVINA llevó a que, esta semana, el ministro de Transporte, Alexis Guerrera, procediera a ampliar por anticipado y sin fecha de expiración la concesión del principal corredor navegable del país y el cobro estatal de los peajes a los barcos que tiene a su cargo la AGP desde setiembre del año pasado.

Para justificar la continuidad de la AGP como “concesionaria estatal” de la hidrovía, la cartera de Transporte reconoció que “al día de la fecha no hay certezas respecto al tiempo que ha de transcurrir hasta la convocatoria a la licitación pública encomendada al ECOVINA, ni para la correspondiente toma de servicio por parte quién o quiénes resultaren adjudicatarios de la concesión a riesgo empresario y sin aval del Estado”.

Con su base operativa en Rosario, el ECOVINA –que funciona como un organismo descentralizado- cuenta con directorio integrado por funcionarios nacionales y representantes de las siete provincias ribereñas de la principal vía navegable del país, por donde se movilizan el 80% de las exportaciones agroindustriales y el 90% del tráfico de contenedores.

El ente tiene asignadas, en total, 26 funcione,  entre las cuales hay cuatro que sobresalen como las más significativas: -Controlar el cumplimiento de las leyes, reglamentos y los contratos de concesión aplicando las medidas y sanciones administrativas que correspondan.

-Confeccionar los pliegos de bases y condiciones, llamar a licitación y adjudicar las futuras concesiones del dragado y señalamiento de la vía navegable Paraguay-Paraná hasta 2037.

-Aprobar los procedimientos de aprobación o revisión tarifaria, evaluando las metodologías de cálculo, estudios, análisis y asignación de costos e ingresos que permitan mostrar su razonabilidad y competitividad, con la participación ciudadana correspondiente.

-Resolver las cuestiones que quedaron pendientes de la concesión de Hidrovía SA e intervenir en todos los casos de juicios y demandas que resulte necesaria su participación para colaborar con la defensa de los intereses del Estado Nacional.

 

Fuente: Transporte y Logistica

Comentarios