Horror en Roldán: nenes revisaban los restos de un incendio y encontraron un cadáver

Se acercaron al lugar, alertados por un fuerte olor, pensando que se trataba de un animal muerto. Pero al correr los escombros incinerados se llevaron una terrible sorpresa.


El incendio ocurrió en la madrugada del pasado viernes 11, en una precaria casilla en Sánchez de Thompson al 500, en la localidad de Roldán. Al lugar concurrieron bomberos voluntarios de Roldán, que tras un arduo trabajo sofocaron el foco ígneo. Hasta allí el trabajo habitual de los bomberos que, sin encontrar personas en el lugar, terminó casi de inmediato.

Pero este sábado el caso tomó un ribete inesperado y terrible. Unos jóvenes que pasaron por el lugar se alertaron porque desde dentro de la vivienda provenía un fuerte olor nauseabundo. Ingresaron a la finca pensando que podía haber un animal muerto, pero no era así.

“El sábado a la tarde chicos que estaban en la zona sintieron olor fuerte y, pensando que era un animal, entraron. Se trataba del joven que vivía en la zona. Estaba tapado por una frazada y tenía más de la mitad del torso quemado”, explicó el Crio. Gustavo Scheffel, jefe de la Comisaría 6º de Roldán. “Se supone que estaba durmiendo y por eso no se dio cuenta. Posiblemente quedó desmayado por la inhalación del monóxido de carbono”, agregó.

El cuerpo del joven fue retirado por personal policial, que fue alertado por los adolescentes que lo encontraron.

“El cadáver fue identificado como Emanuel Torres de 23 años, quien vivía solo en esa vivienda. Sus padres fueron anoticiados, aunque nunca habían reclamado por la desaparición del joven”, contó el policía, que aclaró que el cuerpo fue remitido a autopsia.

El caso quedó en manos de la fiscal rosarina Iglesias, responsable del área de Homicidios Culposos. La Agrupación de Bomberos Zapadores hace las pericias pertinentes.

Comentarios