Huelga: Comuna de la región sigue tomada por sus trabajadores

En Timbúes un grupo de agentes exigen la reincorproación de dos despedidos y el pase a planta permanente de más de cuarenta


El presidente comunal Amarao González ganó las elecciones con comodidad, pero igual le montaron una huelga.

Un grupo de agentes comunales de Timbúes mantienen una medida de fuerza iniciada la semana pasada en demanda por la reincorporación de de dos despedidos y la efectivización de alrededor de cuarenta contratados.

“Hasta ahora, nadie del gobierno vino a dialogar nosotros notificamos esta medida al Ministerio de Trabajo, el pasado viernes, y esperamos que la cartera laboral convoque a alguna reunión”, indicaron los manifestantes.

El paro alcanza a todas las actividades y se dispuso desde el pasado jueves. Un grupo de agentes se mantiene concentrado en las puertas del Palacio Comunal a modo de protesta.

Según su testimonio, hay alrededor de cuarenta empleados, en calidad de contratados, que les corresponde su paso a planta permanente, y esto también es parte de lo que exigen.

Un dato: el viernes, representantes del Sindicato de Trabajadores Municipales (Sitram) de Roldán, que por jurisdicción tienen representatividad en este pueblo, se hicieron presentes en el lugar y se ofrecieron a negociar con las autoridades, pero no tuvieron éxito. “Los echamos nosotros, no les creemos”, fue la respuesta de los demandantes.

 

Comentarios