Iberia anunció el despido de 4.500 trabajadores

La reestructuración, que incluye una reducción de flota y rutas, busca salvar a la compañía española de la quiebra.


La aerolínea Iberia anunció hoy el despido de una cuarta parte de sus empleados, 4.500 trabajadores, en el marco de un plan de reestructuración que también incluye una reducción de flota y rutas para salvar a la compañía española de la quiebra ante sus persistentes pérdidas.

Se trata del expediente de regulación de empleo (ERE) despido colectivo- de mayor volumen de la historia de España, según advierte la prensa de ese país.

International Airlines Group (IAG), la empresa resultante de la fusión de British Airways e Iberia, asegura en un comunicado que toma la drástica medida para “salvar alrededor de 15.500 puestos de trabajo”.

La compañía puso plazo hasta el 31 de enero como fecha límite para alcanzar un acuerdo con los sindicatos, a los que también propondrán rebajas salariales.

“Si no alcanzamos un acuerdo, tendremos que tomar decisiones más radicales que conllevarán mayores reducciones de capacidad y de empleo”, advirtió el consejero delegado de Iberia Rafael Sánchez Lozano.

Los sindicatos ya habían avisado que Iberia recortaría entre 20 y 30% su plantilla de trabajadores como consecuencia de los cambios derivados de su fusión con British.

“Tenemos que tomar decisiones duras para salvar la compañía y volver a ser rentables”, aseguró Sánchez Lozano.

En ese marco, indicó que Iberia “está perdiendo 1,7 millones de euros cada día que pasa”, al tiempo que atribuyó las pérdidas a “la crisis económica en España y en Europa”, pero también a “problemas estructurales anteriores”.

A corto plazo, el plan de transformación se centrará en detener las pérdidas, suspendiendo las rutas no rentables, y reforzando las que sí lo son; esto supondrá una reducción de la capacidad de Iberia de 15% en 2013.

La compañía también disminuirá su flota en 25 aviones cinco de largo radio y 20 de corto radio-.

Paralelamente, se suspenderá la actividad de mantenimiento a terceros que no sea rentable y se mantendrán los servicios de “handling” que sean rentables fuera del hub de Madrid”.

“El plan supondrá mejoras globales de productividad y la introducción de ajustes salariales permanentes para lograr una base de costes competitiva y flexible”, señala la empresa.

“Iberia tiene que modernizarse y adaptarse al nuevo entorno competitivo en el que sus costes son significativamente más altos que los de sus principales competidores en España y América Latina”, subrayó Sánchez Lozano.

Comentarios