Importaciones: las trabas afectan al Mercosur y favorecen a la UE y EEUU

La política de "cuidar los dólares" restringió severamente los negocios con el bloque comercial regional. También mermaron las compras en el área de Magreb y Egipto, y Corea. Más pedidos a Japón y Medio Oriente.


La clásica preocupación por la supuesta competencia asiática, con ofertas de productos a valores considerados de dumping social, porque se argumenta a menudo que se arman con condiciones laborales repudiables, no parece haber formado parte de la política comercial de la Argentina.

Los datos del intercambio con el resto del mundo en los primeros once meses del 2012 reflejan con contundencia que las medidas de control y trabas a las importaciones que desde febrero comenzó a exigir la Secretaría de Comercio afectaron en primer término a las empresas brasileñas.

Se trata de la exigencia de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Necesidades de Importación que restó fluidez a las compras externas, pese a que muchos no sólo corresponden a bienes que no se fabrican en el país, sino que, además, son vitales para sostener la actividad de las manufacturas.

Las limitaciones no se concentraron en un rubro, como puede ser el automotriz, en represalias no declaradas por mermas en las compras por parte de Brasil de automotores armados en la Argentina, ya que todos los rubros contribuyeron a la retracción en 18% del agregado en comparación con un año antes.

La estadística del Indec muestra caídas de 26% en las importaciones del Mercosur, claramente dominadas por las provenientes de Brasil, de bienes de inversión; 15% en los bienes de uso intermedio en el proceso de producción de otras manufacturas; 28% en combustibles y lubricantes, 17% de bienes de consumo excluidos autos y 13% en vehículos de pasajeros.

También se restringieron las compras en una proporción muy superior al promedio en comparación con un año antes a las empresas radicadas en los países que integran la Unión Árabe de Magreb (Marruecos, Argelia, Tunicia, Libia y Sáhara Occidental) junto a Egipto, con 25% de merma y a la República de Correa 19 por ciento.

En menor medida se afectaron las adquisiciones a Chile 8% y a China 6%, mientras que el agregado de más de un centenar de país acusaron caídas en sus ventas a la Argentina de 29 por ciento.

Por el contrario, el cepo a las importaciones no afectó al resto de los países de la Asociación Latinonamericana de Integración (ALADI) que por el contrario se beneficiaron con un salto de los pedidos de la Argentina del 76%, el resto de los países de Medio Oriente 18%, Japón e India, con aumentos de 8 y 5%, ASEAN 7% e incluso del NAFTA (EE.UU, Canadá y México), con incremento de 3% respecto de un año atrás.

Comentarios