Imputan “excesivo optimismo” al Presupuesto 2013

"Con un dólar quieto, la economía argentina ya no es competitiva", señala un estudio del CIPPEC, que advierte que al no cambiar "el patrón de financiamiento a través del Banco Central", resultará "muy difícil moderar las expectativas de inflación".


A la Argentina le podría costar “muy caro” el año que viene el “exceso de optimismo” del proyecto de ley de Presupuesto que envió el Gobierno al Congreso nacional, frente al desafío que significa “lograr el equilibrio fiscal” en 2013, advirtió hoy un informe privado.

En su estudio, el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC) alertó sobre la posibilidad de que la iniciativa presupuestaria que impulsa la Casa Rosada esté “sobrestimando” los ingresos con los que contaría la administración nacional el año que viene.

“El exceso de optimismo puede salir muy caro. Para lograr el equilibrio fiscal en 2013, el esfuerzo que habrá que hacer es más grande que el que nos puede llevar a pensar el proyecto de ley de Presupuesto”, sostuvo la directora del directora del Programa de Política Fiscal de CIPPEC, Luciana Díaz Frers.

La especialista, a cargo del informe, planteó que “ya en 2009 se sobrestimaron los ingresos” de la administración central y la crisis financiera internacional repercutió negativamente sobre el ciclo económico argentino, a pesar de que parecía que “podíamos ´vivir con lo nuestro´”, expresó.

“Y, como siempre, apenas se resfrió la economía, se desmoronó aún más la recaudación”, agregó Díaz Frers.
Sobre el proyecto de ley de Presupuesto 2013 también se expresó la Fundación Mediterránea, que fue más allá al plantear que “parece subestimarse nuevamente la trayectoria esperable de recaudación, lo que a posteriori le agrega discrecionalidad al manejo de las partidas de gasto público”.

Aventuró que resultará “muy difícil moderar las expectativas de inflación” real en el país, al no cambiar “el patrón de financiamiento a través del Banco Central”, en cuanto a emisión y reservas, como estipula el proyecto.

La Fundación Mediterránea señaló incluso que “las transferencias a las empresas privadas sufrirán (en 2013) una caída de 11,7 por ciento respecto de lo presupuestado para 2012”, lo que implica 4.337 millones de pesos menos.

Esta variación “daría cuenta de una estrategia de reducción de subsidios y por ende ajustes de tarifas en servicios energéticos y de utilidad general”, evaluó la entidad.

Comentarios