Impunes

Imputaron al «Viejo» Cantero por abusar de una adolescente que iba a visitarlo a la cárcel

La actual pareja del fundador de la banda narco Los Monos fue acusada por ser quien aparentemente llevaba a la víctima a prisión durante las visitas familiares.


Viejo Cantero

El primer jefe de la banda narco “Los Monos”, Ariel Máximo «Viejo» Cantero, fue acusado este martes por abuso sexual de una adolescente mientras cumplía condena en la cárcel, en tanto que su actual pareja Rosa Montero quedó imputada por facilitamiento y promoción de corrupción de menores, al ser quien aparentemente llevaba a la víctima a prisión durante las visitas familiares.

Los hechos por los que se lo acusó a Cantero ocurrieron, según expuso hoy la fiscal de la Unidad de Delitos Contra la Integridad Sexual, Carla Cerliani, cuando el fundador de “Los Monos” cumplía una condena a seis años de prisión como miembro de una asociación ilícita en la cárcel de Piñero.

Según informó hoy el Ministerio Público de la Acusación (MPA), la víctima es pariente de la actual pareja de Cantero y los hechos de abuso sexual gravemente ultrajantes habrían ocurrido cuando la menor tenía entre 13 y 15 años.

De acuerdo a la investigación de la fiscal Cerliani, la actual pareja de Cantero «lleva a la chica a visitas realizadas al imputado a la Unidad Penitenciaria Nº11 de la Localidad de Piñero, facilitando así que Máximo Ariel Cantero realice actos que constituyen delitos contra la integridad sexual».

Además, según la acusación “los hechos ocurrieron entre los 13 y 15 años de la víctima, interfiriendo en el desarrollo progresivo y libre de su sexualidad”.

La jueza penal de la audiencia, Valeria Pedrana, formalizó la imputación presentada por la fiscal. La audiencia pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo lunes.

De todos modos, tanto el Viejo Cantero como su pareja Rosa Montero, cumplen prisión preventiva en otra causa, en la que fueron imputados a principios de mayo pasado por los delitos de asociación ilícita, extorsión, balaceras y administración infiel.

En esa ocasión, la misma jueza, Pedrana, le dictó a ambos la prisión preventiva por dos años, recordaron fuentes del caso. Cantero y su pareja fueron acusados junto a otras 21 personas de conformar una banda dedicada a cometer múltiples ilícitos mediante el empleo de violencia.

La investigación de los fiscales Franco Carbone y Valeria Haurigot derivó en 29 allanamientos en la ciudad de Rosario y localidades cercanas.

Para los fiscales, el Viejo junto a su pareja, un preso por homicidio identificado como Nelson «Pandu» Aguirre y un hombre llamado Marcos Vera estaban al frente de la organización criminal, que según la acusación funcionaba en forma «nodal» y no de modo piramidal.

En la misma causa fue imputada la ex pareja de Cantero, Celestina Contreras, por cuatro balaceras ocurridas a fines del año pasado, dos que tuvieron como objetivos estaciones de servicios y las otras a dos a escuelas, tiroteadas el 14 de noviembre durante las elecciones generales legislativas.

El Viejo Cantero cumplió una condena a 4 años de prisión por narcotráfico en la provincia de Corrientes y otra a 6 años como miembro de la banda Los Monos, cuando era liderada por su hijo Ariel «Guille» Cantero.

En septiembre de 2020 obtuvo la libertad condicional y en mayo pasado volvió a ser encarcelado.

Según la acusación de la fiscal Cerliani, los hechos de abuso sexual gravemente ultrajante que tuvieron como víctima a una pariente de su pareja ocurrieron mientras cumplía la última condena.

Los hechos por los que fue acusado habrían tenido lugar durante las visitas familiares al pabellón 7 de la Unidad Penal 11 de Piñero, donde estaban alojados varios miembros de Los Monos tras las condenas que recibieron en un juicio que culminó en abril de 2018.

Comentarios