Fideicomiso

Industriales aceiteros acordaron con la Nación “precios razonables” en las góndolas

Los empresarios sellaron un acuerdo con el Estado para la puesta marcha de un mecanismo para el mercado interno. Alcanza solo a los productos derivados del girasol y mezcla con soja


La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) informó el acuerdo arribado con el gobierno nacional para disponer un mecanismo que fije un precio “razonable” de tales productos en el mercado interno.

La idea es que los consumidores cuenten con un precio accesible para los aceites (girasol y mezcla con soja) a través de una “compensación previsible que estimule la libertad de mercado y la libre competencia, y a su vez garantizando el abastecimiento interno”, precisaron.

El acuerdo alcanzado con el Ministerio de Agricultura y el Ministerio de Producción, a través de la Secretaría de Comercio Interior, y que tiene vigencia hasta enero del año próximo, establece las condiciones de precio y abastecimiento para los aceites envasados de girasol y mezcla refinados incluidos en la Res 100/20 mediante un fideicomiso privado como mecanismo de protección financiera.

“Para las empresas asociadas a CIARA significará un esfuerzo de 29 millones de litros mensuales (75% del mercado nacional) implicando un valor anual de compensaciones intra industria por 190 millones de dólares, que financiará la propia industria, para evitar incrementos en los precios”, indicaron.

“De esta manera, se evitan los cierres de registros o la suba de los derechos de exportación, en virtud del compromiso del Ministerio de Agricultura y la Secretaría de Comercio Interior para adoptar las medidas o acciones que remuevan toda distorsión del mercado exportador de los productos contemplados en el fideicomiso, velando por el sostenimiento de condiciones competitivas y equitativas para las empresas productoras involucradas, y procurando disuadir toda conducta contraria a la lealtad comercial y la defensa de la competencia”, agregaron.

Por último, también destacaron que de tal manera “se protege el comercio exterior de esos aceites, soja, girasol y harinas al asegurar el cumplimiento de los contratos y obligaciones asumidas con otros países, preservando a la Argentina como proveedor confiable”.

Comentarios