Historia repetida

Industriales del biodiesel trabajan a pérdida y a la mitad de su capacidad

Se trata de las fábricas dedicadas al abastecimiento interno para cortar el gas oil. El precio fijado por la Secretaría de Energía está congelado desde 2019. Amenazan con paralizar la producción


Los industriales Pymes dedicados a la elaboración de biodiesel de aceite de soja para abastecer el corte obligatorio de gasoil en el mercado interno, volvieron a evidenciar su preocupación por la delicada situación por la que su sector atraviesa la actual crisis económica.

Es que más allá de la pandemia del COVID-19 y sus consecuencias, en este caso falta una actualización del precio que les pagan las petroleras (que debe definir la Secretaría de Energía) y una política de impulso para salir del actual 50 por ciento de capacidad ociosa en sus plantas.

En caso de no producir algún cambio, el panorama tendería complicarse aún más y hasta podría dejar de producirse biocombustible.

En total, son cerca de treinta las Pymes nucleadas en la Cámara de Empresas Pymes Regionales Elaboradoras de Biocombustibles (CEPREB) y que están atravesando estas serias dificultades.

Están ubicadas en diferentes provincias, como Santiago del Estero, Entre Ríos, San Luis, Neuquén, Santa Fe, La Pampa y Buenos Aires.

Tal lo señlalao, uno de los mayores problemas que enfrentan es que trabajan con un precio viejo y en pesos: la última actualización data de diciembre de 2019 y es del orden de los 44.125 pesos por tonelada.

Desde entonces a la fecha, el dólar oficial subió (ni hablar del paralelo) y también los insumos, comenzando por el aceite de soja.

“Estamos operando al 50 por ciento de la capacidad productiva; este mes, las plantas están terminando de liquidar el stock de aceite que tienen, pero las cuentas no dan para comprar más materia prima”, señalaron desde la entidad empresaria.

.”Con este precio fijo en pesos es imposible pensar en producir, ya que por cada litro que hacemos estamos perdiendo plata”, agregaron.

Comentarios