Frío, frío...

Ingrid Grudke en una nueva apuesta tras dejar el modelaje

Está al frente de un emprendimiento en Misiones. Es una franquicia de una reconocida marca internacional. "Me gusta desafiarme", avisó


Ingrid Grudke contó que, además de su trabajo como modelo publicitaria, su futuro laboral anexa otro rubro: heladería.

Medios porteños informan que la misionera abrió su franquicia de una reconocida marca de helados y se puso al frente del local con la motivación de «vender los mejores helados del mundo».

«Decir heladera suena despectivo pero para mí es una empresa muy seria y multinacional, pretende ser el helado más importante del mundo», contó Ingrid al periodista Juan Etchegoyen.

«Me interesó meterme en ese mundo y yo hice perito mercantil en el colegio así que algo de números sé. Me gusta desafiarme, acá ya dicen «la heladería de Ingrid» y por supuesto me ven ahí, estoy acompañando a los empleados que trabajan ahí», explicó Grudke.

Sobre el local ubicado en su Misiones natal, Ingrid avisó que “el público que vino hasta ahora se fue conforme con la atención y lo rico que son los helados».

Tiempo atrás, había dejado de lado su tradicional carrera como modelo y se dedicó a adaptar su físico para las competencias denominadas fit model, lo que se asemeja al fisiculturismo.

Comentarios