Aumento del 25 por ciento

Intendentes amenazaron con descontar la jornada a los agentes que paren

Hoy, mañana y pasado los trabajadores municipales van a la huelga en demanda a un incremento de salarios. Los mandatarios explicaron que hicieron su propuesta y no se la respondieron


La puja entre los intendentes y presidentes comunales con la Federación de Trabajadores Municipales (Festram) está en uno de sus puntos más cruciales que se recuerde en los últimos tiempos.

El pedido de aumento salarial impulsado desde el gremio tiene, en estos días, un alto voltaje con la ratificación de un nuevo paro por 72 horas que comenzó hoy y se extiende hasta el jueves (en el caso del Sitram San Lorenzo es desde mañana al viernes), a pesar de la vigencia de una conciliación obligatoria, desobedecida, dictada por el Ministerio de Trabajo de la Provincia.

Los intendentes y presidentes comunales explicaron que en la negociaciones de las semana pasada ofrecieron un incremento escalonado del 25 por ciento, con 15 por ciento desde septiembre hasta llegar a la cifra indicada en diciembre.

“Pese al esfuerzo de los gobiernos locales, y sin dar fundamentos, nuevamente la Festram rechazó la propuesta y definió una nueva medida de fuerza de 72 horas para esta semana. Cabe recordar que desde el 7 de septiembre se encuentra vigente una conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la provincia de Santa Fe entre la Festram y los municipios y comunas, que establece claramente que el sindicato no debe realizar medidas de fuerza”, recordaron los mandatarios.

“Al convocar a una huelga para este martes 22, miércoles 23 y jueves 24, la Festram incumple la ley y, según lo que dispone el artículo 16 de la ley 10.468, está provocando la pérdida del derecho a cobrar el sueldo para los trabajadores y trabajadoras municipales que se adhieran a la medida”, agregaron.

La pregunta es si tendrán el valor de concretar dicho anuncio o si se trata sólo de una bravuconada más a las que acuden los mandatarios para amedrentar a los dirigentes sindicales.

 

Comentarios