Intendentes dieron su apoyo a Roldán en el conflicto por la basura

Días atrás, el gremio de los recolectores se opuso a la municipalización del servicio y la protesta acabó en una masiva dispersión


Mandatarios de la región hicieron una cerrada defensa de la municipalización del servicio de recolección de residuos y estrecharon filas en favor del municipio de Roldán, jaqueado por el sindicato de los recolectores luego de rescindir el contrato con una empresa privada y asumir la actividad con personal propio.

Mientras tanto, el corralón donde se guardan los camiones recolectores permanecía cerrado por un piquete que exige una solución para los empleados despedidos por la firma concesionaria que prestaba el servicio, y su permanencia en el convenio colectivo del sector. “No vamos a permitir la precarización del trabajo”, advierten (ver aparte). Y la Municipalidad presentó en la Fiscalía Regional una denuncia por amenazas coactivas y privación ilegítima de la libertad.

El conflicto se desató cuando el municipio decidió no renovar el contrato con la empresa privada que hacía el trabajo de recolección en el casco urbano de la ciudad, por considerarlo extremadamente oneroso. Frente a esto, la firma concesionaria, ya desligada contractualmente del gobierno local, despidió a un grupo de empleados, lo que generó la reacción del sindicato de recolectores de Rosario, que pide la continuidad de los trabajadores bajo el convenio que los contiene.

Fuente: La  Capital

Comentarios