Internaron en Baigorria a paciente hiperobeso que pesa casi 300 kilos

El hombre, vecino de Fray Luis Beltrán, debió ser llevado al nosocomio en un furgón y su traslado demandó la ayuda de los Bomberos de Capitán Bermúdez. Está internado en terapia intensiva con riesgo de vida por una insuficiencia renal.


Un vecino de Fray Luis Beltrán fue internado este sábado en el Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria. Lo que podría ser un simple traslado demando un operativo especial, puesto que el paciente pesa cerca de 300 kilos y no hay ambulancia preparada para este tipo de tareas en toda la región.

El paciente,  Jorge Eduardo Ligliano de 48 años, fue trasladado en una camioneta tipo furgón particular, asistido por una ambulancia privada de la ciudad de Fray Luis Beltrán. El trabajo de los bomberos se inició en el nosocomio, desde donde solicitaron su ayuda para bajar al paciente del rodado primero y trasladarlo luego al primer piso del Hospital donde funciona la sala de terapia intensiva.

“Lo subimos por una de las rampas de evacuación del Hospital. Fue una tarea muy ardua que demandó un trabajo de unos 40 minutos”, contó el bombero Roberto Ramos y detalló: “Tuvimos que cambiarlo de camas y camillas, porque algunas no resistían el peso y otras que sí lo hacían no pasaban por la puerta”.

Acerca de la salud de Ligliano, el Dr. David Moses, subdirector del Hospital Eva Perón, mencionó que  “es un paciente particular que merece una atención distinta a la habitual” e informó que padece una “insuficiencia renal que le representa un elevado riesgo de vida, por lo cual está internado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital”.

En detalle, el paciente tiene un problema renal que está siendo evaluado por los médicos del nosocomio en forma constante. Y ese cuadro derivó además este fin de semana en una descompensación cardíaca.” Tiene problemas metabólicos importantes y problemas de hiperglucemia (diabetes). Es una situación especial, puesto que su salud está muy alterada y su riñón está fuertemente afectado”, confió el facultativo.

Mientras el cuadro no mejore, el paciente quedará internado en terapia intensiva, donde está sujeto a diversos controles y exámenes a cada hora. “El objetivo es sacarlo del estado crítico, realizándole diálisis y atacando la falla renal que tiene”, confió el médico y explicó: “Su estado puede estar relacionado con múltiples factores: cuestiones de hábitos alimenticios y constitucionales, sedentarismo, y los evidentes problemas nutricionales y metabólicos”.

El propio subdirector del Hospital Eva Perón reconoció por último que “en general el Eva Perón no está preparado para atender este tipo de pacientes”, así y todo “se le ha dado la respuesta que merece”. “Está ubicado en una camilla especial y se pudo sortear el problema del traslado gracias a la tarea de los enfermeros y la ayuda de los bomberos”, dijo.

Comentarios