Iracundo conductor atropelló a dos inspectores de tránsito y se dio a la fuga

#MásLeídas2012 La Municipalidad de San Lorenzo le retirará el carnet de conducir, y el SITRAM lo trató de “estúpido” y pidió que le caiga todo el peso de la ley. Tras algunas horas de estar detenido, recuperó su libertad.


Anoche dos inspectores de tránsito de San Lorenzo fueron lesionados por un iracundo conductor que tras el incidente se dio a la fuga. Fue la policía la que tuvo que ir a buscarlo hasta su casa para quedar detenido.

Ocurrió alrededor de las 21 de ayer en la rotonda situada en intersección de San Martín y Sargento Cabral. En el lugar, dos inspectores de tránsito, allí apostados, observaron como unos metros antes, en San Martín y Congreso, un automovilista cruzaba con el semáforo con señal en rojo, por lo que salieron a su encuentro y lo detuvieron.

Para constatarle la infracción cometida y solicitarle la documental del coche, uno de los inspectores estacionó su moto por delante del vehículo infractor, y el otro lo hizo por detrás, como suelen hacerlo en cada operativo.

La sorpresa fue mayúscula cunado el conductor, sin mediar palabra alguna, arrancó llevándose por delante la moto y el inspector, y de inmediato, dio marcha atrás colisionando el otro rodado, para después darse a la fuga. Como consecuencia, además de los danos en las dos motos, ambos empleados municipales resultaron lesiones, debiendo ser trasladados al hospital local, donde se le practicaron las curaciones, constatándose que no presentaban heridas d consideración.

A la par que esto ocurría, un patrullero policial pasaba ocasionalmente por el lugar, por lo que de inmediato salió a su detención, lo que logró recién cuando el auto se detuvo frente a su casa. Los efectivos debieron solicitarles a sus familiares que esta persona se ofreciera por sus propios medios a ser trasladado a sede policial, lo que finalmente sucedió.

“No hay justificativo alguno para sostener lo que hizo esta persona, quien además, es reincidente. Ya tiene un antecedente similar cometido contra otros inspectores”, indicó Iván Ludueña, secretario de Gobierno municipal, quien se comprometió a que el municipio “seguirá muy de cerca las denuncias formuladas en sui contra por los dos inspectores accidentados”, a la vez que estudian poder convertirse también en querellantes y, muy posiblemente, “retirarle el carnet de conducir, para lo que el municipio está facultado a hacer”.

Desde el Sindicato de Trabajadores Municipales, su referente, Edgardo Quiroga, fue mucho más allá, y trató al conductor como “estúpido e imbécil” y comparó la acción emprendida como “intento de homicidio”.

La preocupación del funcionario y del dirigente gremial está sustentada por la reiteración de este tipo de casos. En esta ocasión, los siniestrados fueron los inspectores Franco y Lencina, incluso este último, fue víctima de otro hecho ocurrido semanas atrás.

“Espero que la Justicia actúe con todo el peso de la ley y no por ser una persona conocida, comerciante de San Lorenzo, tenga excepción”, indicó Quiroga.

El comerciante citado es un empresario que hasta poco se dedicaba al rubro gastronómico. El coche que utilizó para semejante acto es su auto particular, un Toyota sedán de 4 puertas. Se trata según lo citado por el dirigente gremial de Claudio Rodriguez, lo que coincide con la versión policial donde cita al autor del hecho como Claudio R.

Comentarios