Colapso sanitario

Jésica pide que la operen: “ni calmantes me dan; estoy tirada como un perro”

Es madre de tres hijos y atiende un carrito de comidas en Puerto San Martín. Salía de trabajar e iba como acompañante en la moto que el miércoles chocó con una camioneta. Sufrió fractura de tibia y peroné pero aún no le dieron fecha de operación. "Me dijeron que no hay camas", lamentó.


Jésica es una de las dos trabajadoras que el miércoles pasado viajaban en moto cuando chocaron con una camioneta en zona industrial de Puerto San Martín. Iba como acompañante y sufrió fractura de tibia y peroné a raíz del siniestro vial. Desde entonces permanece internada en el hospital provincial Granaderos a Caballo a la espera de que le programen la fecha de operación.

“No tengo día ni hora de operación porque dicen que no hay camas. A la habitación apenas vienen los enfermeros a cambiarme el suero. Soy diabética, tengo colesterol y sufro por tiroides. Tengo traumatismos en pecho y estómago. Y también un hematoma en la cabeza. Quiero que me operen porque tengo tres hijos que me esperan en casa”, suplicó Jésica en diálogo con SL24.

Tiene 32 años, vive en Puerto San Martín y se gana el pan de cada día atendiendo un carrito de comidas de una playa de camiones. “Volvíamos de trabajar con una compañera de trabajo. Ella sufrió traumatismos en las piernas. Tiene muchos hematomas y una fisura en el intestino. También se dislocó el hombro”, contó.

Aún sin turno de operación por las fracturas de tibia y peroné sufridas en el choque contra una Volkswagen Amarok en el cruce de Presidente Perón e Irigoyen, tampoco pueden derivarla a un hospital de nivel de atención superior en la región. “La derivación sería para el Eva Perón o el Centenario. Pero dicen que está todo colapsado y no hay camas. Mientras tanto estoy acá tirada como un perro. Ni calmantes me dieron. Es inhumano lo que están haciendo”, cuestionó Jésica.

Comentarios