Fin de ciclo

José Castro y un balance sobre el final de la intervención en SUPA

El responsable de conducir el proceso de normalización del gremio repasó el camino recorrido que tuvo como corolario las elecciones de noviembre y la designación de las nuevas autoridades


José Castro

Finalizado el proceso eleccionario y la designación de las nuevas autoridades, el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) de Puerto San Martín, inicia una nueva etapa institucional.

Es la frutilla del postre, del proceso de intervención encabezado por José Castro. En diálogo con SL24, realizó un balance del camino recorrido. Y habló de “tres sensaciones”. “Primera, -continuó- el recuerdo cuando llegamos en junio del año pasado. Había mucho nerviosismo, mucha desconfianza, muchos se preguntaban si el ministerio ¿querrá normalizar o no el SUPA?, y era lógico que haya esa desconfianza”.

“Después, vino el proceso de normalización de la intervención, en ese marco tuvimos que transitar las restricciones de la pandemia; eso trajo desconfianza también, porque no había fecha para las elecciones, tampoco se sabía cuándo terminaba la pandemia, y todo el mundo estaba muy nervioso. Había trabajadores que no podían trabajar, había que financiarlos, entonces las empresas más el SUPA hicieron el esfuerzo y se los asistió. Y lo último, las elecciones, donde participaron dos listas en un acto eleccionario democrático, porque se pudo elegir la nueva conducción del sindicato”, repasó Castro.

Asimismo, el delegado normalizador del sindicato de los portuarios repasó: “Cuando el año pasado empezamos con este tema hubo hechos de violencia, amenazas telefónicas, fue bastante tenso. Teníamos información que querían suspender el proceso eleccionario con un acto de violencia, entonces las hipótesis de conflicto eran muy altas. Por eso convocamos a autoridades de la provincia, y el gobernador Perotti y el ministro Lagna nos brindaron su apoyo. Y tanto en la Asamblea Extraordinaria, para elegir a la Junta Electoral, como en las Elecciones Generales, contamos con todo el apoyo de las fuerzas de seguridad de la provincia”.

Además, aseguró que “el Ministerio de Trabajo quedó muy conforme con la gestión”. Y seguido, explicó: “Se logró mantener la paz social, que era el objetivo del ministro Claudio Moroni, para desembocar en las elecciones a través de un proceso sumamente transparente, y hoy tener una nueva conducción que va a administrar el SUPA. El ministro buscaba la paz social, es de bajo perfil, pero una persona sumamente responsable, porque no quería que tuvieran problemas ni los trabajadores ni las empresas. Él sabía que el SUPA es un pequeño eslabón de toda la cadena productiva del agro, que pasa por el transporte hasta el despacho vía exportación en los muelles”.

En ese marco, Castro resaltó que el ministro de Trabajo “no quería que se trabe ese proceso, porque de los 54.000 millones de dólares que exporta Argentina, 16.000 millones salen por acá, y eso es lo que no ve mucha gente. Vos podés ser de izquierda, de centro, de derecha, pero en todo plan de desarrollo y crecimiento necesita divisa, dólares, y por acá se exporta el 50% de los granos del país, con un saldo positivo en dólares”.

Castro en el acto con las nuevas autoridades del SUPA

Otra de las marejadas que la intervención debió sortear fueron las medidas de fuerza: “Hubo anuncios de gremios muy fuertes que hubo que destrabar, y a mí también me tocó decidir si adheríamos al paro o no, tuvimos muchas presiones, en favor de la adhesión, pero los muchachos se portaron bien y me apoyaron, así que el SUPA no adhirió nunca a un paro. Pero hubo muchas presiones en ese sentido”, destacó.

En tanto sostuvo que “la situación financiera del gremio es sólida. El SUPA cobra una tasa de uso por los servicios de transporte, en tema de seguridad de los trabajadores y de salud”.

Como cierre, Castro expresó: “Quiero dejar un agradecimiento muy especial al intendente Carlos De Grandis, porque todo este proceso no se hubiese podido realizar sin su colaboración. Nosotros no queríamos hacer las elecciones en la cooperativa, no teníamos otro lugar, y que nos facilitó el lugar fue el intendente de Puerto General San Marín”.

Comentarios