Fallo sin precedentes

Juez resolvió que mujer cese el pago de cuota alimentaria a su hijo por “indignidad”

La histórica resolución estuvo a cargo del magistrado Marcelo Escola, del Juzgado de Familia de San Lorenzo. "Es función de los jueces que tengamos perspectiva de género. El cese del pago de la cuota alimentaria es por violencia de género y familiar", enfatizó el magistrado.


En un fallo inédito, el juez de familia de San Lorenzo resolvió que una madre separada cese en la obligación del pago de la cuota alimentaria a su único hijo de actualmente 20 años, “bajo una causal llamada indignidad”. La mujer se divorció hace más de un año de su marido y desde la separación el hijo de ambos decidió convivir con su padre.

“Es función de los jueces que tengamos perspectiva de género, para ofrecerle protección a las víctimas de hechos de violencia. El cese del pago de la cuota alimentaria es por violencia de género y familiar”, apuntó el juez Marcelo Escola, del Juzgado de Distrito de Familia de San Lorenzo, en diálogo con SL24.

El 9 de diciembre de 2018, la mujer fue víctima de hechos de violencia de género por parte de su ex pareja y su hijo, circunstancia en la que resultó gravemente lesionada por lo que hizo la denuncia penal. “No respetaron la intimidad de la persona y su integridad como mujer propiamente dicha. Entonces decidí aplicar no sólo la ley nacional de Protección Integral a las Mujeres, sino que también la Convención Americana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer. Reconociendo el respeto total de los Derechos Humanos y a la integridad de la mujer. Considerando que todo ataque a una mujer es una ofensa a la dignidad humana”, enfatizó el juez Escola.

El 3 de abril de 2019 se dictó sentencia de divorcio y se homologó el acuerdo por la cuota alimentaria. Pero la víctima ya no estaba dispuesta a continuar con esa circunstancia y pidió el cese de la obligación alimentaria por causal de indignidad. “Si bien existían denuncias de la mujer en contra de su ex marido, el fallo obedece a un hecho puntual y totalmente suficiente. Independientemente del daño físico que la mujer acreditó a través de certificado médico, que deberá revalidar en el ámbito penal, lo que fallamos fue a favor de su intimidad e integridad. Este muchacho con su padre que irrumpieron en el domicilio de la mujer, sin que nadie los invitara”, concluyó el juez de Familia.

Comentarios