Informe SL24

Justicia en tiempos de pandemia: «Cada vez hay más violencia familiar y de género»

El juez de Familia local, Marcelo Escola, reconoció que "la etapa más estricta de la cuarentena trajo aparejado un mayor índice de conflictos y falta de comunicación, en especial entre padre e hijos"


«Es cada vez mayor la violencia familiar, intrafamiliar y de género, el maltrato, la falta de comunicación y de consenso en los grupos familiares. Y no solamente por la pandemia, que nos obliga a pasar más tiempo juntos. Parece una contradicción, pero al estar más juntos aparecen más conflictos», lamentó el juez Marcelo Escola, a cargo del Juzgado de Distrito de Familia de San Lorenzo, en entrevista concedida a SL24. «La etapa más estricta de la cuarentena trajo aparejado un mayor índice de hechos de violencia y falta de comunicación. Los regímenes de contacto de los progenitores con sus hijos se vieron alterados. Todo eso nos originó mayor trabajo», completó el magistrado.

El sistema judicial en el fuero de familia también está dentro del nuevo ordenamiento que impone la pandemia. «Tenemos la misma cantidad de personal para un trabajo que se duplicó. Porque internamente debimos redistribuir las tareas en base a los nuevos lineamientos. Sobre todo los que impiden contacto en un Juzgado de Familia en donde la presencia de las partes es fundamental. Tampoco contamos con la estructura para hacerlo simple. No tenemos una sala de audiencias en donde podamos estar ocho personas con los protocolos sanitarios», planteó Escola.

Justicia en tiempos de pandemia: entrevista con el juez Escola.

JUSTICIA EN TIEMPOS DE PANDEMIA"Tenemos el mismo personal para un trabajo que se ha duplicado", planteó el juez de Familia de San Lorenzo, Marcelo Escola, en la primera parte de la entrevista con SL24.

Posted by Sl24hd on Friday, August 28, 2020

 

Según precisó Escola, «se mantiene un promedio de 8 o 10 casos de violencia por día. Incluso surgieron conflictos entre padres e hijos. Sobre todo con adolescentes de 12 a 14 años».

A fines de marzo, cuando el coronavirus comenzó a propagarse en todo el territorio provincial, la Corte Suprema de Justicia decidió suspender todas las audiencias presenciales. «La diferencia es que antes de la pandemia tomábamos un promedio de 6 o 7 audiencias por día y actualmente estamos en la mitad», advirtió Escola.

En torno a la metodología de trabajo, argumentó: «No tenemos espacio físico y dividimos las audiencias. Primero hacemos pasar a una de las partes con los respectivos profesionales y luego ingresa la otra. Después volvemos a llamar a cada uno por separado para establecer los puntos en los que podemos llegar a un acuerdo. Conlleva mucho más tiempo pero tenemos que hacerlo por protocolo».

Durante las primeras semanas de estricta cuarentena, padres separados transmitieron preocupación en relación a traslados de los niños de un hogar a otro cuando no existía autorización de circulación. «Para evitar tanto movimiento, tratamos que los hijos estuvieran con cada progenitor aproximadamente entre 5 y 7 días. Entonces el movimiento se reducía a una vez por semana en lugar de hacerlo cada 48 o 72 horas. Medianamente lograron respetarla. Y en la medida que se flexibilizó la cuarentena, pudimos reencauzar los regímenes que estaban establecidos. En aquel momento evitamos el traslado diario de los hijos con sus padres separados», indicó Escola.

El juez Escola reconoció que se atrasaron los procesos de vinculación o revinculación respecto de las adopciones. «Las que estaban en marcha, continuaron. De pronto teníamos elegido personas o familias para vincularse con un niño para iniciar una guarda preadoptiva que tuvimos que suspender porque se dificultó el acceso a otras localidades, como por ejemplo Casilda. Sin embargo los cuatro o cinco procesos que teníamos en marcha están prontos a culminar. Con buenos resultados ya que las vinculaciones funcionaron. Los organismos como Niñez y Ruaga retomaron tareas diarias. Dentro de lo que corresponde se están cumpliendo los términos», culminó.

Comentarios